Padece Tepic graves problemas con el agua y la basura: Richardi

Eso no es normal y debe llegar alguien con responsabilidad y compromiso que modernice los servicios públicos, dijo el aspirante a la alcaldía de Tepic

Jorge Richardi, aspirante a una candidatura independiente a la presidencia municipal de Tepic, recuerda que cuando llegó a Tepic —hace 17 años— lo primero que le llamó poderosamente la atención e, incluso, lo escandalizó —porque no lo había visto en otra entidad, afirma—, fue la acumulación de deshechos en los cruces de las calles, formando auténticas ‘glorietas’ de basura cada tarde.

Publicidad

Advierte que esa situación —la cual cada día se agudiza más— le molesta, pues tal parece que cada vez la ciudadanía se acostumbra más a esa imagen y a vivir entre la basura, “hasta creemos que es parte de la  cotidianeidad”, señala.

“Eso no debe ser normal —subraya— y debe llegar alguien con responsabilidad y compromiso que modernice los servicios públicos y otorgue a la ciudadanía lo que merece: un buen sistema de agua, adecuada recolección de basura, alumbrado público eficiente y una seguridad pública constante”.

Tras indicar que la realidad duele y cala “porque es tu ciudad”, Jorge Richardi insiste en que la acumulación y el mal tratamiento de basura es uno de los más graves problemas que se vive en Tepic, lo que evidencia un considerable atraso en ese servicio, en relación con otras ciudades del país.

El empresario asegura que el problema no sólo es el tratamiento y disposición de los desechos, sino que los tepicenses padecen también rezagos en otros de los servicios que son básicos en cualquier ciudad, como los del agua potable, alumbrado público y seguridad, además de deficiencias en materia de vialidades y espacios públicos.

“Pasan los años, y te das cuenta que la ciudad sigue igual. No  podemos vivir entre la basura, queremos mejores condiciones de salud y de higiene; si la ciudad genera diariamente cerca de 420 toneladas de basura, el municipio debe tener la capacidad de manejar esa cantidad y aprovechar su reciclamiento”, sugiere.

“Lo más triste —añade— es que cerca del 50 por ciento de esa basura que se genera diariamente  se puede reciclar, se puede reutilizar y generar ingresos, pero actualmente se desperdicia”.

Asegura que en México existen cerca de mil empresas que se dedican a comprar ese tipo de residuos, porque para ellos representa materia prima. “Aquí estamos generando 420 toneladas de basura que se van íntegramente a un basurero municipal que está al aire libre y es un foco de infección; ni siquiera podemos hablar de un relleno sanitario, es un basurero público municipal, un tiradero al aire libre”, comenta.

Manifiesta que se necesita un programa que conduzca a un sistema eficiente de recolección y reutilización de la basura; “si hay cerca de mil 300 empresas que se dedican a comprar ese residuo que es reciclable, se está perdiendo el tiempo, porque si  el municipio no tiene la capacidad, deberá buscar mecanismos apropiados para mejorar ese esquema”.

Grave escasez de agua

En cuanto al agua potable, Richardi dice que la situación que se está viviendo es igual o peor que el de la basura, porque además el municipio está en quiebra y no tiene recursos, y no puede atender las necesidades de más del 65 por ciento de la población, que no tienen un suministro regular de agua entubada.

“No hablo de privatizar, fíjense bien,  la municipalidad tiene la capacidad jurídica de asociarse”, aclara Richardi, quien comparte que las ciudades que tienen los más eficientes servicios de agua potable en el país son León, Guanajuato; Saltillo, Coahuila; Monterrey, Nuevo León; Mexicali, Baja California, y Aguascalientes, Aguascalientes.

“Tres de estas cinco ciudades están ubicadas en estados del norte, en estados secos: Monterrey, Nuevo León; Saltillo, Coahuila, y el más admirable, Mexicali, en Baja California, y tienen mejor servicio de agua potable que Tepic”, indica.

Puntualiza el empresario que, por tanto, es urgente una visión modernizadora para mejorar Tepic y transformar sus condiciones.