¿Padeces el síndrome de la mujer agotada?

El trabajo, la tensión diaria y las dobles ocupaciones pueden llevarnos a padecer este mal que afecta cada día a más mujeres colombianas*. Sin embargo, sí es posible salirse de este conglomerado y vivir llenas de energía, alegres, con salud y bienestar

Estoy agotada, es una expresión generalizada entre muchas mujeres que viven en una constante autoexigencia: deben velar por su familia y además cumplir con el trabajo, o vuelcan toda su atención en su vida laboral y no dedican tiempo a su imprescindible cuidado personal.

publicidad
Publicidad

Pilar Benítez, licenciada en Ciencias Empresariales, especialista en nutrición energética, salud y cocina terapéutica, define esta situación como Síndrome de la Mujer Agotada (SMA). “Las mujeres con SMA se esfuerzan tanto para afrontar todas sus tareas y responsabilidades diarias que se desgastan más de lo admisible para su organismo, padecen cansancio crónico y se acostumbran y resignan a sentirse siempre así”, señala Benítez.

Para la autora, en general somos muy autoexigentes y acabamos haciéndonos responsables de todo, y, al final, nos quedamos sin energía para nosotras mismas. Para abordarlo, la experta creó un método de salud natural femenina denominado Siéntete Radiante, que integra consejos sobre dieta, respiración, ejercicios meditación y gestión de las emociones.

1. Organízate bien

“Consumimos grandes cantidades de energía cuando revisamos de forma mental lo que tenemos pendiente”, señala Benítez. Para solucionarlo aconseja apuntar cada idea y compromiso y revisarla periódicamente.

2. Comprar con sentido

Compramos con una idea falsa de lo que es saludable y lo que no. La experta recomienda adquirir el hábito de comprar pensando no solo en los alimentos fáciles de preparar y a los que estamos acostumbrados, sino en tener un buen equilibrio energético que nos permita hacer las actividades del día.

3. Comer mejor

Ten presente las proporciones: un 50 por ciento de cereales integrales, un 20 por ciento de proteínas, un 30-35 por ciento de verduras, y un 5-10 por ciento de semillas, aceites, algas, sal, sopas, frutos secos y fruta.

4. Para descansar y regenerarse

Primero comprueba que el colchón y la almohada son adecuados para el descanso, al igual que las condiciones ambientales de ruido, luz y temperatura de tu habitación y desconecta los aparatos electrónicos.

Publicidad