Paraguay y Argentina triunfan en la segunda fecha

El delantero Édgar Benítez fue el encargado de hacer el solitario tanto del partido a los 36 minutos, en una acción en la que ni siquiera hizo esfuerzo por rematar, ya que el balón le pegó en la rodilla ante el mal despeje de cabeza del cancerbero rival.

Con el triunfo, los guaraníes dieron un paso importante rumbo a los cuartos de final, al sumar cuatro unidades en la cima provisional del sector, a la espera de lo que suceda en el choque Argentina-Uruguay. Jamaica, por su parte, se quedó sin puntos y al borde de la eliminación.

publicidad
Publicidad

Los guaraníes jugaron con exactitud este compromiso, hicieron el esfuerzo necesario para cumplir con la victoria que los impulse a los cuartos de final del certamen. No obstante, con este futbol es complicado que lleguen al título.

Los sudamericanos manejaron el esférico en largos lapsos del encuentro, para impedir los sustos que sí generó Jamaica en su choque contra Uruguay, pero aquí en Antofagasta su entusiasmo no los llevó a inquietar a Silva.

Pasada la media hora de juego llegó el regalo del portero Kerr, quien en lugar de esperar que el balón le llegara al área para tomarlo con las manos, tras un pelotazo largo, decidió salir de su zona y con la cabeza estrelló el esférico en Benítez para propiciar el gol. Una anotación que evidenció las limitaciones jamaiquinas.

En el complemento, Paraguay no metió el acelerador, fue mezquino en su funcionamiento, salvo la jugada entre Bobadilla y Miguel Samudio, donde éste estrelló el balón en la horquilla.

Después, Roque Santa Cruz intentó con un cabezazo pero el balón fue detenido por la mano del defensa Adrián Mariappa, en un penal clarísimo, al minuto 73.

A 10 minutos del final y ante la complicidad paraguaya, los isleños generaron su aproximación más clara de gol con el disparo lejano de Garath McCleary, donde la pelota apenas salió desviada del poste derecho de Silva.

Jamaica sonó con el empate, cerró con todo, pero al final se fue con las manos vacías del estadio Regional Calvo y Bascuñán. Mientras Paraguay ganó de rebote.

Argentina gana por la mínima

Aunque Argentina ganó bien, solo desplegó sus alas de subcampeón Mundial en el primer tiempo del choque que terminó 2-2 con Paraguay. Después, no pudo conjugar su juego de la mejor manera, pese a contar con el talento de Messi, una falsa copia del “SuperMessi” del Barcelona.

Beneficiada de entrada por el repliegue de su rival, Argentina enhebró un par de incursiones en la zona caliente, la más clara con un cabezazo de Agüero tras un centro perfecto de Messi que Fernando Muslera tapó con una mano, antes del filo de la primera parte.

Con Messi volcado a la derecha en sociedad con Pastore, Argentina también trató de hacer daño con sendos disparos de Angel di María, el primero que rechazó a medias Muslera ya que dio rebote y el otro por sobre un ángulo del travesaño.

Un par de vacilaciones defensivas de Argentina le dieron vida a Uruguay, que ganó por arriba con un cabezazo de su defensor y capitán Diego Godín que se fue muy cerca del arco y con otro de Diego Rolán que corrió la misma suerte, en el estadio La Portada.

A los tibios ataques de Argentina, su rival respondió con un bloque armado y compacto en el fondo, en un partido que terminó a todo vapor, con Rolán perdiéndose el empate y Messi el segundo cuando su zurdazo fue enviado al córner por Muslera.

Y sobre la hora, Sergio Romero salvó en forma magistral un cañonazo de Edinson Cavani.

El historial entre ambos equipos en Copa América quedó ahora con 14 triunfos de Argentina contra 13 de Uruguay, además de cuatro empates.

Publicidad