Peligra acción de Obama en pro de migrantes

Los líderes republicanos advirtieron que lucharían contra su implementación; con demandas en las Cortes y el voto en la Cámara baja están cumpliendo su promesa

Lo dejaron en el récord. Los republicanos en la Cámara de Representantes estamparon un voto clave este miércoles para destruir la acción ejecutiva sobre inmigración del presidente Barack Obama. Aunque el futuro aún es incierto, las consecuencias políticas para el partido conservador podrían ser desastrosas.

publicidad
Publicidad

Desde noviembre, los líderes republicanos advirtieron que lucharían contra su implementación. Con demandas en las Cortes y el voto en la Cámara baja están cumpliendo su promesa.

Ayer aprobaron por 236 votos contra 191 el proyecto de ley para financiar el Departamento de Seguridad Nacional hasta septiembre próximo. En él adhirieron enmiendas controversiales contra la acción ejecutiva.

Entre ellas se impediría su financiamiento; se eliminaría el programa de acción diferida DACA que hasta ahora ha beneficiado a más de 600 mil jóvenes indocumentados; se exigiría darle prioridad a la deportación de inmigrantes condenados por violencia doméstica y se autorizaría la reactivación del programa Comunidades Seguras, que permite la colaboración entre la policía local y el gobierno para identificar y deportar indocumentados.

“No tomamos esta acción a la ligera, pero no existe otra alternativa. No es una disputa entre partidos o ramas de gobierno. Esta extralimitación del Poder Ejecutivo es una afrenta al estado de derecho y la Constitución misma”, aseguró el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner.

Ahora es el turno de la Cámara alta. Para que las medidas contra la acción ejecutiva sean aprobadas en el Senado se necesitan 60 votos. El líder de la minoría demócrata, Harry Reid, ha sido enfático en que los senadores de su partido unirán filas para defender el alivio administrativo para los indocumentados.

A pesar de eso, el liderazgo republicano sigue adelante y las advertencias frente a su futuro político son claras. “Lo único que lograrán con esto es tener menos apoyo del voto latino en 2016, incluso menos de lo que obtuvieron en 2012. No tendrán los votos en el Senado y no cuentan con el apoyo del Presidente”, comentó Frank Sharry, director ejecutivo de Americas Voice.

Los llamados a la moderación no han pasado inadvertidos, sobre todo para los 26 republicanos que se unieron sin éxito a los demócratas ayer para truncar la enmienda contra DACA. Uno de ellos fue el congresista Jeff Denham de California, quien calificó las enmiendas como “decepcionantes”.

Si el ambiente en el Senado cambia y se logra aprobar las enmiendas, el siguiente paso es el veto del Presidente.

Pie de foto:

Republicanos buscan destruir la acción ejecutiva; aprueban enmiendas que eliminan el beneficio.

Publicidad