Por una educación con mayor inclusión

Véritas Liberabit Vos

Su hijo no es menos que nadie, es distinto, las expectativas para su hijo podrán cambiar con el tiempo. Tal vez piensen en matrimonio, hijos, autosuficiencia; o tal vez no. Pero les aseguro que si dejamos que el mundo defina las expectativas para nuestros hijos, serán bajas y ellos se estancarán. Tal vez sea capaz de mucho más de lo que creemos, y tal vez, solo tal vez el no entienda como decírnoslo, o aún no hemos aprendido como escucharlo.” Frase de la Película: El Contador (Warner Bros 2016)

publicidad
Publicidad

Con beneplácito nos enteramos que esta semana el grupo parlamentario del PRI presento varios puntos de acuerdo, entre ellos la de incluir a personas con Síndrome de Down en el ámbito educativo, laboral, social, así como exhortar a la emisión de protocolos de asistencia humanitaria para las familias de migrantes indocumentados y la protección de los niños, niñas y adolescentes migrantes que viajan no acompañados o separados de sus familias.

Importantísima la función y participación de los representantes del Estado de Nayarit donde destaca el trabajo de la Senadora Barrón Vivanco recientemente integrada a estas responsabilidades pero con un sentido muy profundo de las necesidades de considerar viable de derechos a este sector de la población tan necesitado para que su voz sea escuchada y puedan recibir todos los beneficios que como seres humanos portadores de cuerpo y espíritu, que pese a sus limitaciones físicas son tan virtuosos o significativos como el que más, y en particular, ver que sigue abriéndose el camino para su inclusión en la Educación es de gran trascendencia y valor.

Si ya la Reforma Educativa actual nos marca como uno de los puntos fundamentales el de atender los aspectos de Inclusión y de Equidad, el refuerzo que el Poder Legislativo aporte a estos esfuerzos marcarán una pauta para que la Educación que reciban nuestros niños y niñas realmente abarque y llegue no solo a un tope de cobertura sino que incida en todas aquellas diferencias que podemos tener en la forma de aprender, de captar, de decir, de actuar y de ser en general porque ya lo dijera la Filosofía perenne “El hombre es igual en esencia pero diferente en existencia” y en eso es precisamente como dentro de un aula y frente a un maestro se sienta en cada pupitre un ser humano que lleva en sí mismo una diversidad la cual debemos entender y actuar en consecuencia.

Se reconoce que ha habido grandes avances en este aspecto educativo referente a la inclusión y la atención de alumnos con diferencias especiales en la manera de impartir una asignatura y sobre todo en la forma particular de evaluarlos olvidándonos ya de una solo forma o un único instrumento de evaluación para ellos, comprendiendo como ya lo establece el Nuevo Modelo Educativo que el conocimiento significativo no se basa solo en memorizar o agregar al intelecto toda una lista de datos, fechas o nombres sin ningún tipo de orden o de unidad, realmente estos datos, fechas, nombres deben servirnos como elementos de importancia para nuestra vida, donde sepamos aplicarlos y formen parte de nuestras competencias genéricas, básicas o profesionales.

Estos avances caen como anillo al dedo en estas fechas en que está por celebrarse El Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, donde con esta celebración  se trata en diversos foros y actividades propias de ayudar a todos a cambiar las actitudes hacia las personas con autismo, y a reconocer sus derechos como ciudadanos, que, igual que todos los demás tienen derecho a reivindicar esos derechos y a tomar decisiones sobre su vida de acuerdo con sus propios deseos y preferencias, incluyendo en forma prioritaria su derecho y acceso a la Educación.

Así con motivo de esta celebración, a partir del día 31 de marzo promovido por la ONU se debatirán las políticas y los enfoques relacionados con la tutela y el camino hacia la determinación y la capacidad jurídica de las personas con autismo, fundamental para el reconocimiento de una persona como ser humano pleno, con derecho a tomar decisiones y a celebrar contratos, a menudo, sin embargo, ciertas habilidades se han considerado necesarias para disfrutar de una autonomía individual plena, lo que ha obstaculizado la inclusión social total de las personas con autismo, que tal cual rige La Convención sobre los Derechos de las  Personas con Discapacidad su artículo tercero señala: “ capacidad jurídica en igualdad de condiciones con las demás en todos los aspectos de la vida”.

Muy acorde a ello y de una manera muy propositiva llegan estas iniciativas al Congreso, así como los esfuerzos de los que soy testigo que hacen Psicólogas u Orientadoras muy comprometidas con esta causa; que sabemos repercutirán de una manera muy favorable para lograr la eficiencia y la calidad en la Educación de nuestro País, donde día a día los maestros, los directivos y la sociedad en general tomamos conciencia de la necesidad de incluir en nuestros planes de clase estrategias didácticas y de evaluación particular la inclusión de alumnos con cualquier tipo de trastorno o característica como el autismo, asperger etc. Y así de esta forma pueda ser viable y nos lleve a lograr el efecto final de la Educación que es el perfeccionamiento del ser humano.

Publicidad