PROFEPA asegura en Sinaloa aves en peligro de extinción

Vendedores abandonan dos guacamayas y cinco pericos en carretera de Culiacán; trasladan a los especímenes al zoológico municipal para ser valorados

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aseguró dos guacamayas y cinco pericos, que fueron abandonados en la vía pública por vendedores ambulantes y traficantes en la carretera Culiacán-El Dorado, municipio de Culiacán, Sinaloa.

publicidad
Publicidad

Derivado de la inspección que realizó personal de la delegación de la PROFEPA en esa entidad se detectó la presencia de dos infractores, ubicados sobre la carretera efectuando venta de aves, quienes al observar la presencia de los inspectores escaparon.

En el sitio, los vendedores ambulantes abandonaron dos guacamayas verdes (Ara militaris), tres pericos frente blanca (Amazona albifrons) y dos pericos frente naranja (Aratinga canicularis) en sus respectivas jaulas; las especies fueron aseguradas y trasladadas al Zoológico de Culiacán para realizarles una valoración médica y cuidados cuarentenarios.

Al momento de ser atendidos minuciosamente por médicos veterinarios, se constató una escoriación en la pata izquierda de una de las guacamayas, por lo que se aplicó el tratamiento correspondiente; mientras que el resto de los ejemplares se encontraron en buen estado de salud.

Dentro de la Norma Oficial Mexicana, las especies de guacamaya verde (Ara militaris), así como el perico frente blanca (Amazona albifrons) y perico frente naranja (Aratinga canicularis) se encuentran catalogadas en peligro de extinción y sujeta a protección especial, respectivamente.

La PROFEPA informó que a las personas que sean sorprendidas realizando tráfico, venta y/o posesión de ejemplares de vida silvestre como mascotas serán consignadas ante el Ministerio Público de la Federación por delito contra la biodiversidad, el cual es sancionado por el artículo 420 del Código Penal Federal, mismo que establece penas de uno a nueve años de prisión y por el equivalente de 200 a 3 mil días de la Unidad de Medida y Actualización como multa.

La procuraduría mantiene el combate frontal al tráfico de fauna y flora silvestre, a fin de contribuir a la protección y preservación de la biodiversidad en México y exhorta al público en general a no realizar la compra de aves silvestres, que son ofertadas de manera irregular por vendedores ambulantes y traficantes.

Detienen a españoles. El jueves pasado, la PROFEPA dio a conocer que, en coordinación con la Interpol, detuvieron a dos ciudadanos españoles que pretendían viajar a su país desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) con 73 aves silvestres ocultas en dos maletas de viaje.

Junto con los españoles se detuvo a un mexicano que los trasladó al AICM, quienes llegaron a bordo de un auto compacto, pero al descender del vehículo con su equipaje fueron sujetos de revisión por los efectivos de la Interpol, adscritos a la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, quienes detectaron al interior de las dos maletas 10 jaulas de plástico que contenían a las aves silvestres.

En apoyo solicitado por la Interpol, los inspectores de la PROFEPA identificaron las especies a las que pertenecen las 74 aves, siendo 20 pepiteros encapuchados (Coccothrauste abeillei), 10 picogrueso azul (Passerina caerulea), cuatro cardenales rojos (Cardenalis cardenalis), cuatro cenzontles (Mimus polyglottos) y una clorofonia corona azul (Chlorophonia occipitalis).

Además de las aves se identificaron 34 ejemplares de tres especies que se encuentran catalogadas como sujetas a protección especial.

Esas aves son 30 azulillo o mariposa siete colores (Passerina ciris), dos clarines jilguero (Myadestes unicolor) y dos oropéndola de Moctezuma (Psarocolius montezuma).

Los elementos de la Interpol procedieron a la detención de las tres personas por no poder acreditar la legal procedencia de las aves, mismas que pretendían traficar ilegalmente.

Publicidad