Puerto Vallarta será multado por mantener terreno lleno de llantas

El agua acumulada en ellas dio positivo a larvas del mosco que transmite dengue y el chikungunya

Pese a la insistencia en las tareas de prevención contra el dengue y el chikungunya en la zona costera, la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) encontró un terreno del ayuntamiento de Puerto Vallarta con cientos de llantas al aire libre.

publicidad
Publicidad

Por esta situación, la Comisión Estatal contra Riesgos Sanitarios (COPISJAL) impondrá al municipio una multa por riesgos a la salud, pues tras realizar algunas pruebas, el agua acumulada en ellas dio positivo a larvas del mosco que transmite ambas enfermedades.

Puerto Vallarta es el primer municipio del Estado en registrar los primeros dos casos autóctonos de chikungunya, en una niña de tres años y una mujer de 41, habitantes de la comunidad El Ranchito o Rancho Nácar, a cerca de 40 minutos de la cabecera.

El secretario de Salud en Jalisco, Jaime Agustín González Álvarez, criticó severamente la actuación del ayuntamiento de Puerto Vallarta, por tener un lugar con un ambiente propicio para la reproducción del mosco transmisor,  como  lo es un terreno abierto con llantas donde se puede acumular agua, por lo que se impondrá una multa.

“Mientras nosotros estamos haciendo una campaña que va con las fronteras de Colima, Nayarit, Michoacán, para intentar minimizar el impacto, nos encontramos con que adentro de casa tenemos un tiradero de casas en donde se está generando una capacidad de reproducción de, calculamos, un millón de moscos por día, entonces, no se vale”.

La secretaría documentó con fotografías el terreno  lleno de llantas, y el funcionario comentó que la lucha para contener la enfermedad debe ser compartida, por lo que no pueden darse esas “desatenciones” con tiraderos, aun sabiendo que si se acumula agua es un lugar de riesgo para la reproducción del Aedes Aegypti, mosco transmisor de los virus.

“Se pidió al ayuntamiento que se retiren, sí se va a multar; el señor gobernador dio la orden tajante de que se retiraran, y mandó los tráilers para que las puedan retirar, porque son muchas y pesan mucho; cuando platiqué con él y le dije el riesgo que existía, inmediatamente dio la orden, y sí se va a multar al ayuntamiento y se va a tomar una acción muy seria”.

Este terreno  no está cercano al lugar donde se presentaron los dos casos confirmados de chikungunya, pero lo preocupante es que está a tres cuadras  del Hospital Regional de Puerto Vallarta.

En el momento en que la secretaría dio cuenta de los dos primeros casos, se realizó un cerco sanitario en las 15 rancherías de alrededores, para evitar que se diseminara el virus y cortar la transmisión.

Hasta el momento sólo se han confirmado esos dos casos, y ambas pacientes se recuperan en casa.

“Hicimos fumigación, abatización, los presidentes municipales estuvieron al pendiente, y cuando creíamos nosotros que era una gran campaña, de gran impacto a nivel nacional, luego nos encontramos con que en casa tenemos un tiradero de llantas y no se vale”.

Publicidad