¿Qué hacer con tu televisor antiguo después del apagón analógico?

Especialistas y autoridades recomiendan a los mexicanos entregar sus televisores sin desarmarlos o dañarlos a los centros de acopio previamente establecidos

Ante el apagón analógico, especialistas y autoridades recomiendan a los mexicanos entregar sus televisores sin desarmarlos o dañarlos a los centros de acopio previamente establecidos, con el fin de evitar riesgos a la salud y al medio ambiente.

Publicidad

En entrevista, Griselda Benítez Badillo, investigadora del Instituto de Ecología (Inecol), señaló que de preferencia las televisiones no se tienen que tirar y, en caso de conservarlas en casa temporalmente, se debe evitar que se rompan, además de no dejarlas a la intemperie por el plomo que contienen.

“Esto, debido a que existen dos grupos de sustancias consideradas tóxicas para el ambiente y la salud humana. Se trata de los compuestos orgánicos policromados ‒conocidos también como retardadores de flama bromados (BFR)‒, entre los utilizados con mayor frecuencia están: PBBs, PBDEs y el TBBPA”, refirió.

Además de los metales pesados como el cadmio, cromo hexavalente, mercurio y plomo, los cuales son también motivo de que la directiva de la Unión Europea proponga su eliminación total de los aparatos electrónicos.

Indicó que los retardantes de flama bromados pueden dañar el medio ambiente si no son almacenados adecuadamente. Las televisiones analógicas tienen fósforo y óxido de plomo en su interior, y una de 21 pulgadas tiene más de un kilo de este metal pesado, que es bastante dañino para todos los órganos del cuerpo.

Advirtió que dicho químico se encuentra en el vidrio del interior de los aparatos (cinescopio) y es el 80 por ciento del peso total de la televisión. Este metal es altamente tóxico y, hasta el momento, no hay una forma efectiva para reciclarlo o desecharlo.

Por este motivo, apuntó, es importante que los aparatos no se queden en casa, porque se corre el riesgo de que se rompan y al entrar en contacto con las sustancias tóxicas emitidas afectarán a los seres humanos y, en el caso que se tiren, generarán contaminación del agua.

Los televisores analógicos tienen un buen potencial de reciclaje y de aprovechamiento de algunos de sus componentes, lo que puede significar una reducción de la carga ambiental sobre los ecosistemas”, subrayó Benítez Badillo.

Comentó que algunos de los materiales que se pueden reutilizar son el cristal de la pantalla, las placas de circuitos internos, el plástico usado para la carcaza exterior y los metales de desecho que se pueden encontrar en el interior de la televisión, como cobre o aluminio.

A su vez, la doctora Alethia Vázquez Morillas, investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Azcapotzalco, explicó que las personas intoxicadas con plomo pueden presentar anemia, dolor de cabeza, fatiga, hipertensión, disfunción renal y pérdida de peso.

Asimismo, podrían presentar problemas gastrointestinales o manifestaciones más severas, como daño al sistema nervioso y a los riñones. En los niños, si el grado de exposición es elevado, ataca al cerebro y al sistema nervioso central, lo que puede provocar coma, convulsiones e incluso la muerte.

De acuerdo con el Programa Nacional para la Gestión Integral de los televisores desechados por la transición a la Televisión Digital Terrestre de la SCT y la Semarnat, estiman que el universo de desechos de los aparatos analógicos pudiera rondar sobre los 40 millones, únicamente en los hogares.

Esto se considera debido a que algunos no se desechan al mismo tiempo en que ocurre el apagón, ya sea porque las personas los almacenan por cierto tiempo, o porque se les puede encontrar un reuso temporal, al utilizar un convertidor que les permita captar las señales digitales.

Según este documento de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), algunos componentes de dichos aparatos contienen materiales tóxicos como plomo, mercurio y cadmio, retardantes de fuego bromados y policloruro de vinilo (PVC).

Por ello, señala que para una gestión integral de los desechos de estos aparatos electrónicos como parte del programa de Transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), su manejo debe seguir una cadena de seis pasos.

En primer lugar se debe realizar el traslado de los televisores analógicos de parte de los particulares a los centros de acopio previamente establecidos; después, el acopio de éstos, que se hará en los lugares destinados para recibir, empacar y acomodar los aparatos analógicos entregados.

Otro punto es el transporte, que consiste en su envío de los centros de acopio a los almacenes temporales, así como de estos últimos a las plantas recicladoras; posteriormente, el almacenaje en lugares destinados para el resguardo de los electrónicos previamente establecidos.

En quinto lugar se procederá al reciclaje, que es la transformación de televisores analógicos a través de distintos procesos que permiten restituir su valor económico, con la finalidad de evitar así su disposición final, sin perjuicio para la salud y los ecosistemas.

Y por último se llevará a cabo la disposición final de los residuos en sitios e instalaciones cuyas características permitan prevenir su liberación al ambiente y con ello afectar la salud o los ecosistemas.

Por lo anterior, se abrieron varios centros de acopio en los estados de la República para recoger los aparatos electrónicos, que deben ser entregados sin desarmarse, y sin la pantalla o la caja plástica rotas para que dichos módulos le den el trato adecuado.

En este sentido, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) informó que las fechas para realizar el apagón analógico en 67 estaciones de diferentes localidades de Baja California, Jalisco, Michoacán, San Luis Potosí, Tamaulipas, Coahuila y Sonora se realizó en los primeros minutos de este miércoles.

En Puebla se llevará a cabo el apagón, los días 17 y 31 de este mes.

Asimismo, el jueves 17, a las 00:00 horas, ocurrirá el cambio a la televisión digital en el Distrito Federal, así como en algunas localidades de Sonora, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla y Estado de México, por lo que el cese de transmisiones se dará en 28 estaciones.

Mientras que el 22 de diciembre transitarán a televisión digital diferentes localidades de Chihuahua, Coahuila, Durango, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas.

En tanto, el cese de transmisiones analógicas en el resto del país se efectuará el 31 de diciembre de 2015.

De acuerdo con el programa oficial, el pasado 11 de diciembre transitaron a la televisión digital localidades de Celaya y León, Guanajuato; Querétaro, Querétaro; así como San Felipe, Baja California; Parras de la Fuente, Ciudad Allende y Saltillo, Coahuila; Caborca y Agua Prieta, Sonora.

Ante esta situación, es importante considerar que con el fin de evitar riesgos para la salud, así como para el medio ambiente, por sus componentes las televisiones análogas se deben concentrar en lugares seguros, en los que no estén en contacto con el agua, luz, viento y calor.