Que nadie viva lo mismo, exige madre de niño ciego por error médico

Verónica Torres, madre de Jesús Adrián, el niño de solo dos años de edad quien perdió la vista de su ojo derecho a consecuencia de un error médico en el Hospital Central de San Luis Potosí, indicó que hasta el día siguiente del procedimiento se percató de la negligencia médica.

“Yo cuando entré noté que la sábana tenía sangre. El niño traía derrame en el ojo y lo tenía casi cerrado; (el médico) no me dijo nada, me pidió que esperara afuera y después de dos horas me pidió que pasara al consultorio de oftalmología a que lo revisaran. Lo revisaron y me pidieron un ultrasonido, pero hasta el siguiente día me dijeron que se le había perforado el ojo al niño.”

Publicidad

Jesús Adrián fue sometido a tres cirugías, pero los daños son irreversibles, ya que presenta un desprendimiento de retina.

“Así ha sucedido en tres operaciones del ojo por el desprendimiento de retina y ya no hay posibilidad de que el niño vuelva a ver.”

La madre de familia exigió justicia para su hijo, a quien su vida le cambió para siempre, así como una indemnización para poder continuar con el tratamiento, pero sobre todo que nadie vuelva a pasar por lo mismo.

“Que me lo indemnicen y que por supuesto esto no vuelva a pasar con nadie.”

El presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en San Luis Potosí, Jorge Vega, indicó que no se tuvo el cuidado necesario durante el procedimiento médico, ya que Jesús Adrián se movió en el momento en que el médico residente tenía la aguja en su ojo, lo que perforó el globo ocular y generó el desprendimiento de retina.

“Ese día hubo una anestesia local, pero el niño estaba consciente; hubo un movimiento en que movió la cabeza y se causó ese tipo de lesión.”

El presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos señaló que en este caso se exige la reparación del daño y que se lleven a cabo los protocolos necesarios para evitar que otra persona pase por lo mismo.

“Exigimos la reparación del daño y que se lleven a cabo los protocolos; esta operación es ambulatoria además, donde pueden cuidar todas las cuestiones con salubridad.”

Jorge Vega puntualizó que el caso será canalizado a la Comisión Estatal de Víctimas para la reparación del daño.

“Ya ni siquiera puede ser posible un trasplante de córnea por el daño que se le causó, pero sí puede darse un apoyo, sobre todo para la educación del menor. Es un persona que apenas está comenzando la vida; estamos turnado el caso a la Comisión Estatal de Víctimas y ellos van a cuantificar, en la media de lo que le pueden apoyar.”

La madre del menor acudió al Hospital Central de San Luis Potosí, ya que el niño presentaba una tumoración quística debajo del ojo, por lo que hubo la necesidad de realizar una biopsia, pero durante el procedimiento se produjo el error médico.