Rituales de fin de año

Con el fin de año e inicio del nuevo, también llegan nuestros deseos por tener mejores días, y las tradiciones mantienen vivas nuestras esperanzas. A continuación algunas de ellas.

Abrazo y beso

Publicidad

Representa el amor y la compañía de la pareja y de la familia. Abraza y besa a tu pareja para asegurarte que el año estará lleno de romance.

Agua

Simboliza expulsar de tu vida las lágrimas, las penas y la negatividad. Tira un vaso de agua desde la casa hacia la calle.

Calzones amarillos

Significa atraer la alegría y el dinero. Mucha gente viste de este color para que en el año nuevo no falte la felicidad y la riqueza.

Calzones rojos o listón rojo

Equivale a atraer el amor y la pasión. Ponte unos calzones rojos o un listón rojo amarrado a la cintura bajo la ropa, para que el año nuevo esté lleno de amor y deseo.

Cambio de prenda

Corresponde a fortalecer la relación con tu pareja. Si tienen algunos problemas, intercambien una prenda que traigan puesta, así sus destinos estarán completamente ligados en el año.

Dinero

Se refiere a la prosperidad económica. Recibe el año con una moneda en el zapato o de preferencia un billete en un bolsillo.

Escoba

Simboliza expulsar de tu casa las malas vibras, las penas y la negatividad. Barre con una escoba desde el fondo de tu hogar hacia la calle.

Foto con listón

Si quieres que cierta persona te dé su amor, amarra con un listón rojo una foto suya y duerme esa noche con ella bajo tu almohada.

Lentejas

Tiene que ver con la abundancia, la prosperidad y la economía en todo el año. Cómete una cucharadita de lentejas cuando den las 12:00.

Limpieza de la casa

Representa eliminar las malas energías y atraer cosas mejores en tu vida. El día 31 haz limpieza en toda la casa, deshazte de lo que ya no sirve y recibe el año con un hogar totalmente limpio.

Lista de deseos

Para que todos tus sueños se hagan realidad, haz una lista de anhelos y soluciones a tus problemas, dobla el papel y ábrelo a las 12 de la noche.

Luces prendidas

Se relaciona con que tu hogar irradie prosperidad y éxito todo el año. Recibe el año con todas las luces de la casa encendidas.

Maleta

Simboliza viajar en el año que llega. Sal de la casa llevando una maleta, o si tus ganas de viajar son muchas, dale una vuelta a la manzana. Si quieres viajar con tu amor, den la vuelta a la manzana juntos.

Mesa decorada

Poner tu mejor mantel, vajilla y copas corresponde a la prosperidad. Tener algo dorado en la mesa es para que no falte el dinero. Las velas color rojo equivalen a que no falte el amor en la familia.

Monedas doradas

Si quieres que no te falte dinero el año entrante, pon en un monedero rojo 13 monedas doradas y tenlo contigo durante toda la cena.

Monedas

Se refiere a la buena fortuna y prosperidad. Guarda 12 monedas la misma denominación y durante la llegada del año nuevo aviéntalas al cielo.

Papel quemado

Si quieres borrar las cosas negativas del pasado, escríbelas en un papel y quémalo para que no se repitan en el nuevo año.

Ropa blanca

Se relaciona con alejar las enfermedades y atraer la buena salud. Vístete toda de blanco para recibir el año nuevo.

Ropa nueva

Implica que en todo el año no te faltará ropa nueva. Procura estrenar alguna prenda para recibir el año.

Siéntate y párate

Si lo que quieres es atraer el matrimonio, siéntate y párate en cada una de las 12 campanadas del reloj.

Silla o escalera

Para que el próximo año sea de continuo ascenso, súbete en una silla o en una escalera.

Uvas

Simbolizan tus deseos y proyectos para los 12 meses del año que inicia. Coloca en cada copa 12 uvas y con cada campanada cómete una y pide un deseo para el año nuevo.

Velas

De acuerdo a sus colores, atraen distintas energías entre tus seres queridos: azules paz; amarillas abundancia; rojas pasión; verdes salud; blancas claridad y anaranjadas inteligencia.

Vino espumoso

Es necesario que haya un vino espumoso, porque las burbujas que se forman al momento de servirlo son las de la felicidad que vas a tener todo el año.

En caso de que alguno de estos rituales no te funcione, por lo menos habrás quemado calorías, cambiado de menú, estrenado ropa y limpiado tu casa. Junto con las 12 campanadas repite mentalmente o en voz alta “Voy a ser feliz este año” y no olvides que la fe mueve montañas.