Rommel Pacheco, la promesa en clavados para Río 2016

El mexicano confía en hacer valer su condición de número 1 y reivindicarse en los próximos JO

A menos de 100 días del inicio de los Juegos Olímpicos de Río 2016, México tiene muy pocos atletas en su delegación que parezcan una apuesta segura para subir al podio. El clavadista Rommel Pacheco es uno de ellos.

Publicidad

Pacheco, que a sus 29 años competirá en sus terceros JO, es actualmente el número uno del ránking mundial de la Federación Internacional de Natación (FINA) en la especialidad de trampolín de tres metros.

“Trato de no pensar en eso, no puedo estar pensando en esas cosas que te distraen”, dijo Pacheco en entrevista a The Associated Press sobre su condición de favorito. “Te pones un poco más de presión con eso, yo trato de concentrarme en mis clavados, en los detalles técnicos, pero a la hora de la competencia todos tenemos la misma posibilidad de hacerlo bien”.

Pacheco, quien se colgó dos oros en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y ganó una medalla de oro en la Copa del Mundo de este año, tiene como mejor resultado olímpico el octavo lugar que consiguió en la plataforma de 10 metros en Beijing 2008.
“Llego más maduro luego de dos ciclos olímpicos y con muchas más competencias en más años. Con triunfos y derrotas que forjan un carácter distinto, mi filosofía ahora es disfrutar cada competencia y cada momento, darlo todo pero de una forma más alegre”, indicó.

Luego de sus dos primeros ciclos olímpicos, Pacheco sufrió un duro traspié en su carrera al no poder clasificar a Londres 2012. Fue a los Juegos, pero como espectador, una situación que lo obligó a reinventarse.

“Fue una experiencia difícil que me hizo verlo todo desde otra perspectiva”, agregó Pacheco. “Me doy cuenta de lo que representa la oportunidad de practicar este deporte y más que estar presionado por querer ganar, mejor doy gracias por estar ahí”.
En Río 2016, Rommel buscará ser el primer clavadista mexicano hombre en ganar una medalla en prueba individual desde que Fernando Platas ganó una plata en Sídney 2000.

“Me encantaría, pero no me enfoco tanto en eso (igualar a Platas); me gustaría ganar y si puede en las dos pruebas, mejor. A Fernando lo llego a ver en eventos y me desea suerte, estamos en el mismo ambiente pero más allá de eso nada”, reconoció.

Más noticias

2016 finalizará con un segundo adicional

 

El año 2016 concluirá con un segundo adicional para ajustar la ralentización de la rotación de la Tierra. Este fenómeno es conocido en inglés como ‘leap second’.

Publicidad

En la Nochevieja de 2016 los relojes sumarán un segundo de más o leap second a las habituales veinticuatro horas. Así lo dio a conocer ayer el Servicio Internacional de Rotación de la Tierra y Sistemas de Referencia (IERS) mediante su boletín.

Este ajuste se realizará con objeto de sincronizar el horario de los relojes atómicos con el tiempo de rotación de nuestro planeta. Esto se debe a que la Tierra frena su rotación de manera imperceptible a consecuencia de la interacción gravitacional con la Luna y otros cuerpos celestes. Debido a que la precisión en los relojes atómicos es extraordinaria es necesario añadir ese segundo extra cada cierto tiempo para que el ajuste sea exacto.

Así las cosas, esta será la secuencia temporal la noche del 31 de diciembre de 2016:

31 de diciembre de 2016: 23 horas 59 minutos 59 segundos

31 de diciembre de 2016: 23 horas 59 minutos 60 segundos

01 de enero de 2017: 0 horas 0 minutos 0 segundos

La del 31 de diciembre de 2016 será la vigesimoséptima vez que produzca dicho ajuste, puesto que desde 1972 ha ocurrido en otras 26 ocasiones, las más recientes en 2012 y 2015. Este segundo suplementario también puede ser añadido el 30 de junio del año correspondiente, como ya ocurrió las dos últimas ocasiones.