Simuladores hacen circo, maroma y teatro

Caldero Político

Muchos ciudadanos lamentan  que haya aspirantes  mujeres y hombres que están participando en esta contienda electoral y todavía sean militantes activos en su partido político de origen, pero que a la vista de todos se autonombran ‘independientes’ sin serlo, ya que traen en el pecho la marca de sus partidos y sus nexos con los grupos políticos de la peor calaña.

Publicidad

Muestra la población la tristeza de observar cómo los políticos con toda una vida de militancia en sus partidos (y algunos han recorrido todos los partidos, siglas y colores) ahora están agarrando las candidaturas independientes como su refugio en su afán de adquirir poder y satisfacer su ambición por el dinero.

Y no cabe duda, esos simuladores realizan circo, maroma y teatro  para seguir viviendo de la política, luego de que  no lograron convencer a los líderes de sus respectivos partidos de que los hicieran candidatos y frustraron momentáneamente sus planes. A cambio de ello, -solamente quitándose la chaqueta anterior, despojándose de sus siglas y colores además de intereses y afinidades-, muy orondos entran a contaminar las candidaturas independientes o arrebatan posiciones que pertenecen a otros en otros partidos, presentándose con incorruptibles e inmaculados pero con una larga cola de latrocinios tras de sí.

Legislación favorece a los corruptos

Desde luego que hay una laguna muy grande en la Ley Estatal Electoral. En otros estados para ser aspirante a un cargo de elección popular por la vía independiente se debe comprobar que se tiene por lo menos un año de haber renunciado a tu partido de militancia, y hacerlo por escrito, y aquí basta con que brinques de un partido al terreno de la independencia y se te cree, lamentablemente. Pero como los partidos hacen las leyes.

Para Tepic, hay varios casos de ‘independientes’ patito o de fayuca. . Es de risa conocer que quienes hace menos de un mes estaban calentando una silla en algún partido, de primas a primeras se registren como ‘independientes’ renegando de su origen y traicionando la voluntad del pueblo al que engañan. Luego se dedican a hacer teatro y circo para demostrar presencia y se aferran al interés de seguir pegados a la ubre presupuestal que paga el pueblo.

De hecho las candidaturas independientes fueron creadas  para los ciudadanos porque los políticos tienen sus partidos y ahí deben encontrar la vía de perfilarse a algún cargo de elección popular. Pero basta que hagas un berrinche para que las propias autoridades electorales te abran la puerta, te pongan alfombra y te refuercen sus negras intenciones de seguir violando la ley. Cada lloriqueo es pagado con puertas abiertas y facilidades por órdenes ‘de arriba’.

Chapulines de partido en partido

Los  políticos chapulines que están brincando de partido en partido ya olvidaron largos años de militancia partidista y de haber estado, incluso, en cargos de elección popular, representando a sus partidos; igual fueron funcionarios públicos y se hicieron ricos. Ahora son ‘independientes’, como trúhanes simuladores y fantonches de la política.

Pero una cosa es clara: los políticos emanados de los partidos políticos no quieren a los ciudadanos,  siempre van a defender su origen y antepondrán  los intereses del partido antes que de la sociedad. Negocios son negocios.

Por eso la gente debe fijarse bien y apoyar solamente a los aspirantes auténticamente independientes, verdaderamente ciudadanos, a los que jamás han militado en los partidos políticos ni mantienen enlace con ellos.  Ahora se requieren  hombres con un proyecto independiente, ciudadano, con una visión empresarial, que generen la transformación de la actual administración pública, que ha sido saqueada y trabaja con números rojos.

Se ocupan en Tepic y en Nayarit mejores servicios públicos, de calidad, y no cualquier egresado de los partidos corruptos lo va a lograr si toda la vida se han dedicado al saqueo y a hacer alianzas con sindicatos y grupos de poder corrompidos que  han frenado el progreso de la capital.

Cansados de un sistema corrupto

La gente ya está cansada de vivir en un sistema corrupto, donde descaradamente los políticos se llevan el  dinero público y mantienen una ciudad con carencias, con 30 años de atraso. En tanto, en la vía pública las y los simuladores siguen pregonando su ‘independencia’ cuando son personas  destripadas de sus partidos políticos, carentes de  amor por  servir y transformar a Tepic. Para esos ‘brinca partidos’ y exiliados de sus partidos, lo que importa son los negocios para ellos y sus nefastas camarillas, amigos y familia.

En opinión del politólogo Sergio Aguayo Quesada, la simulación es parte de la condición humana; cuando se generaliza procrea la corrupción y la impunidad que degrada y destruye instituciones. El analista no se anda por las ramas y apunta que ‘en México abundan los simuladores’ y señala ejemplos de personas que dicen una cosa y hacen otra, sin recato ni mucho menos congruencia.

La simulación ha sido siempre un componente del sistema político mexicano, “pero el que haya sido y sea así, no quiere decir que deba ser así”. En términos generales, nos hemos acostumbrado a políticos que dicen que son independientes sin serlo; que aducen que van a terminar el cargo y que no aspiran a otro, que los den por muertos, para luego ‘destaparse’ y pedir nuevamente el voto, engañando al pueblo y dejando a medias sus encomiendas. Otros más juran y perjuran que son leales a sus partidos o grupos políticos pero ya andan haciendo otros planes yéndose a otros partidos e incluso formando filas entre los ‘independientes’ sin serlo pues tienen un patrón que les manda y les dice qué hagan.

VEREMOS Y DIREMOS.