Zafarrancho en la primaria Federico González Gallo

Padres de familia se agarran a dimes y diretes para la destitución de una maestra, quien supuestamente maltrata a los alumnos

La mañana de este jueves, en el exterior de la primaria Federico González Gallo, ubicada en el fraccionamiento Villas de Roble, se suscitó una disputa entre padres de familia de dicho plantel. El motivo fue la manifestación que realizaron los padres inconformes del segundo grado que exigían al director la destitución de una maestra, la cual aseguran ha agredido físicamente a varios de sus alumnos; como estrategia para que atendieran sus quejas, cerraron la entrada y salida de la escuela, evitando con esto que estudiantes y maestros ingresaran al plantel.

Publicidad

Las madres de familia que tomaron la escuela hicieron pública su queja argumentado de esta forma el motivo de la manifestación:

“Hay una maestra agresora, estamos hartos que no nos hagan caso, queremos que nos escuchen, los maltrata, los jalonea, los ha desgreñado, los rasguña y sigue dando clases la maestra, hay fotos de un niño al que maltrató”, compartió Carla González, madre de familia manifestante.

Por otro lado, como respuesta a estas acciones, los padres de familia que no están de acuerdo con las acusaciones que se están lanzando en contra de la educadora, externaron su descontento argumentando que obligar la suspensión de clases no es la solución. Además comentaron que las acusaciones imputadas a la maestra son falsas.

“Las demás mamás queremos que nuestros hijos estén dentro de la escuela recibiendo académicamente lo que se merecen y no nada más haciendo paros que ni siquiera tienen beneficio; aparte están perjudicando a los niños, porque hay papás que trabajan, niños que vienen solos ¿Qué saben los papás si sus hijos se quedaron afuera? De eso no tienen conciencia; mejor que se unan para que nos pongan una techumbre que tanta falta nos hace”, expresaron madres de familia inconformes con la toma de la escuela y las demandas hacia a la educadora.

Para calmar los ánimos, el director del plantel en compañía del Supervisor Escolar de la Zona 11 de la Educación Primaria, Maximiliano Jiménez Suárez, hicieron presencia ante el tumulto, el representante de la SEP externó ante los demandantes la solución definitiva ante tales quejas, pues anunció la reubicación de la maestra acusada.

“Desde el día jueves por la tarde recibí información del director, de que un grupo de padres de familia se quejan de que la maestra titular de segundo “B” jaló del brazo a algunos niños, que les grita, que les cuenta leyendas de terror, cuentos de terror, que por cierto es el contenido de leyendas que está en el programa, pero los padres de familia no estuvieron de acuerdo; se está dando todo el seguimiento, atendiendo las demandas de los padres de familia para que los niños reciban el mejor trato posible; escuchando al director, escuchando a la maestra, a los padres de familia, que como ustedes han escuchado en diálogo, hay padres que opinan que es efectivo que ha habido jaloneos, que alza la voz y hay padres de familia que están inconformes, que es injusto lo que se está haciendo con la maestra”, expresó el Supervisor Escolar de la Zona 11 de la Educación Primaria.

Para concluir, las clases se restablecieron después de la solución expuesta por el supervisor, sin embargo los padres de familia que pedían la permanencia de la profesora, aseguraron que algunos padres del grupo demandante ni siquiera eran parte del plantel educativo,

Asimismo externaron su conformidad con la administración de la escuela, inclusive con el trabajo realizado por parte de la maestra que es acusada de agresiones a los alumnos.

“Yo, personalmente conozco a la maestra Lupita y es una excelente maestra; no voy a defender a nadie, pero para mí la escuela está muy bien, los maestros están muy bien; son muy buenos maestros, académicamente hablando no les debemos nada, nosotros también debemos hablar de las cosas buenas que se han hecho en esta escuela y son demasiadas en muy poco tiempo”, aseguró madre de familia, que está en contra de las acusaciones a la educadora.