7 señales de que estás en una relación tóxica

Hay muchas señales que pueden indicarnos cuándo estamos en una relación que nos está haciendo daño o que nos está haciendo pasar más momentos malos que buenos.

Sin embargo, muchas veces es complicado darnos cuenta de esto, especialmente cuando somos nosotras quienes estamos en esa relación.

Publicidad

Por ejemplo, hace unos días, varios fotógrafos de bodas compartieron las señales de que un matrimonio no iba a durar, y es que hasta en la forma de cortar el pastel hay detalles en los cuales podemos fijarnos.

Pero, ¿cómo saber si estás en una relación tóxica? y ¿cómo darte cuenta que es mejor terminar con alguien que seguir ahí?

  1. Tus amigos y familiares no pueden verlo o verla

Ésta es la primera señal de alerta… aunque claro, hay excepciones. Pero en general, las personas que nos quieren buscan lo mejor para nosotros y si ellos se han dado cuenta de que nuestra pareja no nos está haciendo bien, deberíamos pensar por qué lo creen.

Ya sea que hayamos cortado y regresado tantas veces que las personas que queremos ya saben todo lo que nos ha pasado; o bien, que ellos se estén dando cuenta que nuestra relación no nos está haciendo bien. Éste es un foco rojo al que deberías prestar atención.

  1. El pasado sigue presente

Perdonar una infidelidad no te hace tonta, ni «menos feminista», aquí te hablábamos de ello… y tampoco al revés. Pero si ambos siguen atorados en un problema del pasado, algo no está bien.

Si cualquier problema del pasado sigue acompañándolos y cada vez que algo se pone difícil, uno de los dos saca el tema, algo no está bien. Cuando tu pareja o tú no han logrado dejar atrás sus conflictos, quizá sea mejor terminar.

  1. No te sientes segura o tienes miedo

Y no nos referimos sólo al miedo extremo por estar con una persona violenta, que ni siquiera debería hacerte dudar.

Si hay temas de los que temes hablar por miedo a tener una discusión, o si te ha hecho sentir insegura física o emocionalmente… posiblemente estás en una relación que no te está aportando nada positivo.

Alguien que te hace sentir menos, o con quien te sientes tonta o menospreciada, no merece la pena.

  1. Te has alejado de las personas que te importaban

Es relativamente normal dedicar tiempo a la persona con quien tienes una relación y dejar a un lado a otras personas… Sin embargo, si esto es propiciado por la otra persona, o ya no te sientes con confianza de salir con tus amigos, deberías poner atención a lo que sucede.

Nunca es sano alejarse por completo de nuestros amigos, especialmente a causa de otra persona. Y más aún si es tu pareja quien te limita a ver a las personas que frecuentabas antes de estar en tu relación.

  1. Eres otra persona cuando estás con tu pareja

Aunque las relaciones nos hacen cambiar y replantearnos ciertas cosas, no es normal que una persona te haga cambiar drásticamente.

Si te comportas de forma muy distinta cuando estás con tu pareja que cuando estás con los demás o si sientes que tu estilo de vida es muy diferente ahora, quizá debas preguntarte qué te orilló a cambiar así y si esos cambios son realmente sanos.

  1. Te sientes manipulada por tu pareja

Si estás en una relación porque te da miedo «lo que pueda hacer», entonces debes alejarte cuanto antes… no importa si la amenaza es con que se va a hacer daño a él o a ti, estar con alguien sólo por un chantaje es peligroso y no debería ser la razón para estar con nadie.

De igual modo si es él quien amenaza con irse o terminar si tú no haces algo. Debes salir de esa relación lo antes posible.

  1. Tiene celos todo el tiempo o te da celos

Sentir atracción por otras personas es normal, pero cada pareja pone sus límites y define qué es bueno para ambos. Si tu pareja todo el tiempo te habla de otras personas y te hace sentir insegura, muy probablemente no merezca que sigas ahí.

Del mismo modo si se siente celoso de cualquier persona y tiene que estar al pendiente de todo lo que haces, en dónde estás y con quien.