Aprueban en los Estados Unidos el ‘Viagra femenino’

A partir de octubre la píldora Addyi se venderá en farmacias de la unión americana, el medicamento incrementa el deseo sexual de la mujer

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó la comercialización de la flibanserina, que se convertirá en la primera píldora en el mercado que incrementa el deseo sexual de la mujer.

Publicidad

La decisión llega después de que un panel de expertos recomendara su aprobación en junio, y permitirá que estas pequeñas píldoras de color rosa estén disponibles en las farmacias estadunidenses a partir del 17 de octubre bajo el nombre comercial de Addyi.

“La aprobación brinda a las mujeres consternadas por su bajo deseo sexual una posibilidad de tratamiento aprobado”, afirmó la doctora Janet Woodcock, directora del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos (CDER) de la FDA.

Más noticias

¿Existen diferencias entre el cerebro masculino y el femenino?

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Tel Aviv, las diferencias en la anatomía cerebral no tiene que ver con el género.

Durante años hemos escuchado la versión de que los hombres y las mujeres tienen cerebros distintos, que las mujeres tienen más desarrollado el hemisferio derecho que el izquierdo, y que en el caso de los hombres es lo contrario. Durante mucho tiempo se afirmó incluso que las mujeres tenían una mayor facilidad para ejercer carreras relacionadas con la comunicación y el arte, mientras que los hombres tenían una mayor facilidad para las ciencias duras, incluso a partir de esta afirmación se ha caído en estereotipos de género, sobre lo que significa ser hombre y ser mujer.

Publicidad

Pero ¿qué tan cierto es esta afirmación? De acuerdo con un estudio publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences, realizado por la Universidad de Tel Aviv, en el que se analizaron 14000 cerebros humanos, esta afirmación es falsa, ya que la anatomía cerebral no tiene que ver con el género de los humanos.

Según la investigación, la mayoría de los cerebros son “mosaicos heterogéneos” llenos de matices, que contienen características atribuidas socialmente al género femenino y al masculino, así como intermedias y todos los cerebros las contienen en mayor o menor medida, pero esto es variable y no tiene que ver con el género. De hecho los cerebros en los que predominan aquellas características atribuidas a mujeres o a hombres son más escasos de lo que pensamos.

Esta teoría rompería con la idea que se tiene de lo masculino y lo femenino hasta el momento.