Circo, maroma y orgullo

Simples Deducciones

Ya va para un año que los más de 11 mil trabajadores que pertenecen al SUTSEM han dejado de obtener sus recategorizaciones, incrementos salariales y muchas otras prestaciones que se han ganado durante años de lucha sindical, ¿cuánto más estarán así?, ¿de quién depende?

publicidad
Publicidad

Actualmente tienen un plantón frente a Palacio de Gobierno, constantemente realizan marchas en la capital nayarita y todo para exigir lo que justamente les pertenece, sin embargo, sus acciones sencillamente no les han servido de nada, todo por la falta de toma de nota del sindicato ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje de Nayarit. 

De hecho ese “pequeño” detalle es la principal causa de sus problemas, no es el fondo o la raíz, pero sí la parte tangible; los trabajadores no han recibido su incremento del 2014 —pese a que el Gobierno del estado ya lo depositó en una cuenta bancaria y el recurso está listo para ser entregado— porque no tienen un comité legal para las negociaciones, y por ese mismo motivo están atorados todos los demás trámites del SUTSEM.

La historia tiene muchas aristas, pero de manera objetiva el problema radica en que hace poco más de un año surgió un movimiento de trabajadores dentro del SUTSEM que aspiraban a participar en las elecciones internas del sindicato; posteriormente se emitió la convocatoria para dicha elección y esos mismos trabajadores denunciaron que ésta era “parcial e injusta”, porque no permitía la participación en el proceso de más del 90 por ciento de los agremiados y tenía otras irregularidades.

Para no hacerla larga, pusieron su denuncia ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje de Nayarit y este organismo después de revisar el caso ordenó la publicación de una nueva convocatoria. Fue entonces cuando la dirigente del SUTSEM en aquel entonces, Águeda Galicia, desobedeció a la autoridad y sencillamente desarrolló una elección al interior del sindicato con la convocatoria inválida y por eso, pese a que en dicha elección la planilla que Galicia encabezaba ganó, la autoridad no tomó nota de la dirigencia porque el proceso fue ilegal.

Actualmente, los trabajadores que pusieron la queja, la conocida Planilla Blanca, han manifestado su interés de negociar con la exdirigente Águeda Galicia para que se resuelva el tema en el Tribunal y por fin el sindicato pueda realizar sus tramíteles legales, ya que si no hay un acuerdo entre las partes el proceso puede durar hasta otro año o más y los agremiados estarán igual, aunque marchen y hagan lo que hagan, no gozarán sus prestaciones porque el sindicato no tendrá su toma de nota.

El detalle es que la exdirigente permita la instalación de una dirigencia legal, o que simplemente acceda a conciliar con la Planilla Blanca, al fin de cuenta el peor escenario para ella es que se llevara a cabo otra elección, pero si está segura de que todos los trabajadores sindicalizados la apoyan no tendría por qué temer, al contrario, así se resolvería el asunto.

Por último, y ya que no vale la pena hablar mucho sobre el tema, basta decir que el viernes pasado, la supuesta comparecencia del Alcalde que “roba poquito” ante el Congreso del Estado, no fue lo que se esperaba y la mayoría de los que fuimos salimos decepcionados.

La actitud de la Diputada que presidía la comisión ante la que comparecía el edil dejó mucho que desear y quien salvó la situación fue su asesor; el abogado del “Loco de San Blas” como le dicen muchos, no sabía ni leer, pensaba que estaba en la defensa de un juicio oral;  el Alcalde acorde a su costumbre se hizo el “occiso” como dicen en mi rancho y evadió todas las preguntas de los reporteros en entrevista, mientras que ante los Diputados nunca dijo nada a su favor.

Lo que más destacó de ese viernes fue la falta de responsabilidad de la Diputada Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género y Familia del Congreso, de aquella que fue de las primeras en criticar al Alcalde pos sus actos contra las mujeres, Ivideliza Reyes Hernández; pese a que estaba su lugar reservado y podría haber exigido y decirle sus verdades a “Layin” sencillamente no se presentó, lo mismo hizo Luis Manuel Hernández Escobedo, otro que crítica mucho y cuando tiene la oportunidad de decir las cosas de frente pues tampoco lo hace. Mándame tus comentarios, dudas y sugerencias a mi página de Facebook Juan Félix Chávez Flores o a  mi correo juanfechavez@gmail.com

Publicidad