¿Cómo se domesticaron los gatos?

Los humanos y los gatos han compartido hogares durante los últimos 9,000 años. Sin embargo, es poco tiempo en comparación con los 30,000 años que hemos pasado junto al mejor amigo del hombre, por lo que ha sido difícil para los científicos determinar las raíces genéticas que separan al gato doméstico de sus parientes salvajes.

Ahora, investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, Estados Unidos, han comparado el genoma de gatos domésticos con el del gato montés para descubrir las diferencias genéticas. El gato montés (Felix silvestris) es al ancestro de nuestras mascotas y se pueden encontrar subespecies en Europa, África y Asia.

Publicidad

El equipo identificó 13 genes relevantes que influenciaron la transformación de los gatos hasta volverlos “amigables”. La mayoría de éstos juegan un papel en la cognición y la motivación, incluyendo la capacidad de aprender nuevos comportamientos a cambio de recompensas, una parte fundamental del proceso de domesticación

Los científicos también hallaron 281 genes responsables de las diferencias fisiológicas entre el gato doméstico y el montés. Algunos de ellos influyen en el metabolismo de grasas, lo que explica la adaptación de los gatos a una dieta menos carnívora que sus contrapartes salvajes.

El estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, ayuda a definir los cambios genéticos que permitieron al ancestro de los gatos asociarse con los humanos, obteniendo tanto protección de posibles predadores como una gran fuente de alimento (los roedores).