Delegados de AMLO podrían competir con gobiernos estatales

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, instruyó a sus delegados estatales y regionales a vigilar los recursos federales y que estos se entreguen directamente a los beneficiarios, sin pasar por las manos de gobernadores, diputados o alcaldes.

Esto, aseguró AMLO, será para ejercer de forma vertical el presupuesto y evitar que las autoridades locales cobren “moches” por la asignación de recursos, impongan al constructor o se lleven a su bolsa el dinero destinado a los programas sociales.

Publicidad

Lo anterior se dio a conocer luego de que el sábado pasado el tabasqueño se reuniera con los delegados, que fueron presentados hace unas semanas como “coordinadores estatales”, quienes sustituirán a las delegaciones federales en los estados.

La medida ha sido criticada por diversos actores políticos y organismos como la Coparmex por considerarlo un movimiento autoritario y centralista, ya que podría generar gobiernos alternativos que competirán con las autoridades locales, impulsando el poder de AMLO sobre el territorio nacional.

En total se trata de 32 delegados estatales y 264 regionales, un promedio de 8 por entidad. Su nombramiento oficial será el de “Delegados de programas integrales de desarrollo”. Entre sus facultades estará realizar acuerdos directamente con los secretarios de Estado, y tener comunicación de la misma forma con el Presidente de la República.

Al respecto, la exministra Olga Sánchez Cordero, propuesta como Secretaria de Gobernación, adelantó que “se va a censar cuántos adultos mayores, cuántas personas con algún tipo de discapacidad, cuántos niños, cuántos jóvenes, cuántos adultos hay para tener claro cuáles van a ser las políticas que se le van a dar a esa familia, a ese núcleo familiar en lo particular”. Afirmó también que no se usurparán las funciones de los gobiernos estatales.

Por su parte, el próximo gobierno federal llamó a sus delegados regionales para que sean respetuosos de los poderes estatal y municipal. Para ello, serán citados para cursos de capacitación en los que se explicará a detalle el catálogo de responsabilidades que deberán cumplir.

Estos operadores serán coordinados Gabriel García Hernández, ex secretario de Organización de Morena y próximo subsecretario de Sedesol; una persona cercana a AMLO desde su jefatura de Gobierno en el DF.

Entre los delegados estatales se encuentran personajes como Delfina Gómez, excandidata al gobierno del Estado de México; Miguel Ángel Navarro, quien perdió la gubernatura de Nayarit o Carlos Lomelí, quien pasó por la misma situación en Jalisco. Además, en Nuevo León coordinará Blanca Judith Díaz Delgado, Cristina Cruz en la CDMX y Rodrigo Abdala en Puebla.

El equipo López Obrador ya revisa las instalaciones que podrían ocupar las nuevas coordinaciones para cancelar el arriendo de decenas de delegaciones federales en cada estado.