Duele la falta de agua en los hogares, asegura Jorge Richardi

Caldero Político

Una de las mejores apuestas que hace Jorge Richardi, aspirante a candidato a la presidencia municipal de Tepic, es la de continuar con su labor educativa en favor de la juventud, para que los estudiantes puedan terminar sus estudios sin problemas.

Publicidad

Sin embargo, el empresario enumeró lo que ha visto en la capital nayarita durante sus recorridos por barrios, colonias, ejidos y comunidades, y describió la problemática existente.

Durante una reunión con integrantes de la Asociación de Profesionales de la Comunicación (APROCON), que encabeza Rafael Montes Carrillo, dijo: “Por ejemplo, ante la deserción escolar y la falta de oportunidades, yo sí le apostaría a la entrega de las becas; no puede haber una persona que deje de estudiar por falta de recursos. Por ello, desde todos los ámbitos hay que promover el estudio y el deporte, como prioridades para Tepic”.

Duele la escasez de agua

Richardi reiteró que lo más importante es saber qué le duele a la gente, explicó: “Y lo que más le duele a la gente de Tepic es, en primer lugar, la escasez del agua potable, ese líquido tan esencial para sobrevivir. De ahí partimos, el agua es algo vital para el ser humano y debe proporcionársele de manera regular y permanente. El elemento es muy necesario para el quehacer y uso diario, limpieza de la casa, limpieza personal, para hacer las actividades cotidianas”.

Luego adelantó que destacado papel hará quien desde el primer año sea capaz de llevar a los ciudadanos tepicenses agua a sus casas constantemente, y junto a ello debemos tener una ciudad más limpia, por lo que en mi visión esas son tareas a realizar.

Espacios para la gente, necesarios

Por otra parte, subrayó cada día son más los jóvenes que entran al vicio de las drogas a más corta edad, “por lo que debemos invitarlos a que hagan deporte y disfruten de la cultura; empero, en la capital nayarita faltan espacios deportivos, y si los hay están totalmente en el abandono; no nada más es construir este tipo de obras, la obligación es darles mantenimiento”, manifestó.

“Observamos  canchas deportivas que tienen la canasta para el basquetbol, pero no tienen el aro, está la pura estructura; canchas  que tienen lámparas que no encienden, y que lejos de ser un lugar de reunión para la práctica del deporte, en la noche se convierte en reunión para que los jóvenes se droguen o hagan actos inconvenientes. Eso debe de cambiar”, agregó.

Por otra parte, apuntó ante los comunicadores que Tepic ofrece calles desastrosas y totalmente oscuras; “sí, están las lámparas, y tardan mucho para reponer una bombilla de escaso valor. No merecemos esa situación”.

Exitosa recolección de firmas

Jorge Richardi dio cuenta ante los periodistas que ha obtenido magníficos resultados al recorrer las calles solicitando el apoyo ciudadano.

“A la gente le digo que jamás les voy a prometer nada; es una gran satisfacción recorrer las colonias más necesitadas de Tepic y convivir con la gente que tiene tantas carencias, dialogar con las familias e intercambiar opiniones. Recuerdo que yo nací en una casa con techo de lámina negra, de cartón, en Mazatlán; no había drenaje como ahora en Tepic, pero eso fue hace muchos años, y en la capital el problema persiste. Yo sí conozco los problemas de la gente, porque los viví en carne propia”, aseguró.

Estoy orgulloso de mi origen

“Recorrer esas calles a mí me permite saber y no olvidar de dónde vengo; nunca son indiferente en decir de dónde vengo, y no me avergüenza mi origen. Constantemente pienso de dónde provengo para saber en dónde estoy y, lo más importante, para saber a dónde voy. Esa problemática yo la viví”, insistió.

“Creo que es importante tratar de colocarles ese chip a esos niños que hoy viven en una situación difícil, quizá de escasez, y decirles que ese presente puede cambiar si ellos quieren, si ellos quieren cambiar el futuro; para ello, tienen que aferrarse a la educación”, aseguró Jorge Richardi, aspirante a candidato a la presidencia municipal de Tepic.

VEREMOS Y DIREMOS.