‘El Titán de Nayarit’ se consagró como el líder de su equipo

Real Madrid fue más equipo que el Barcelona

Cuatro de sus jugadores terminaron con 10 puntos o más, incluido el azteca, Gustavo Ayón que estuvo al borde de la expulsión en los cinco minutos finales pero mantuvo la calma y ayudó a sus compañeros para conquistar el segundo título consecutivo de la Copa del Rey. Luego de que en la final pasada Real Madrid se llevara la copa con un triple sobre la chicharra dejando el marcador 77-76, en esta ocasión también se decidió hasta el minuto final pero con el score un poco más holgado, fue de 77-71.

publicidad
Publicidad

Desde su llegada el año pasado, en los primeros partidos Ayón alzó esta misma copa pero en aquel torneo aún no se sentía parte fundamental del engranaje del técnico Pablo Laso.

En esta final, Gustavo Ayón fue el encargado de saltar por el balón desde la mitad de cancha. Y en el primer cuarto se encargó de demostrar que difícilmente pasarían por su costado de la cancha. Para el segundo cuarto metió cinco tiros de los seis que intentó.

Ya con 10 puntos se dedicó a cuidar las faltas porque estaba a dos de irse a bañar temprano. Con seis minutos para el final le extrajeron un faul ofensivo y no salió de la duela porque Barcelona estaba a tiro de piedra de empatarlo. Con un minuto en el reloj se empató a 71 puntos.

La presión para ambos era demasiada y salieron los hombres de experiencia para resolver el título. Felipe Reyes y Sergio Rodríguez encestaron una canasta cada uno para darle la ventaja definitiva a los merengues sobre los azulgranas y levantar el trofeo una vez más.

El basquetbolista mexicano finalizó el juego con los mismos 10 puntos que registró desde el segundo cuarto, ya no tiró de nuevo a la canasta, bajó ocho rebotes, dio una asistencia y perdió una pelota con las cuatro faltas que le provocó el rival.

Publicidad