En Bahía de Banderas las acciones hablan por sí solas

Con visión ciudadana

A lo largo de la historia hemos visto tantos gobiernos que dicen mucho y hacen poco y extrañamente es muy raro ver un gobierno que por el contrario diga poco y haga mucho, hablando por supuesto de las acciones positivas que ponga en marcha cualquier administración pública sea municipal, estatal o federal, por citar un ejemplo basta voltear a la sultana del norte, donde muchos han criticado la temática de exaltar las acciones en lugar de dejar que sean las acciones las que hablen por si solas, aún así habrá quien trate de defender este punto, pero quien piense que un largo discurso puede anteponerse a poner las manos a la obra tendría que ver la votación que obtuvo Jaime Rodríguez “El Bronco” en el pasado periodo electoral, la cual fue un reflejo muy claro de la desaprobación popular al actuar del todavía Gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina e incluso a sus predecesores.

publicidad
Publicidad

En el poco frecuente ejemplo de administraciones públicas que dejan que los hechos hablen por sí solos, basta voltear al vecino municipio de Bahía de Banderas, donde el alcalde José Gómez Pérez, tiene una aprobación popular contundente gracias precisamente a hablar poco, pero hacer mucho en beneficio de la gente, no pasa un día sin que el dinámico alcalde este en las calles del municipio supervisando las decenas de obras que están en proceso de terminación o escuchando las peticiones de la gente de Bahía y actuando en consecuencia, y aún a pesar de tener un amplio repertorio de donde engrandecer su imagen, la administración de José Gómez prefiere que las acciones hablen por sí solas, que las calles por las que hoy transitan los ciudadanos sean el testimonio de transformación, más que el mero discurso esperanzador.

Esta sumamente acertada política pública no ha pasado desapercibida por la gente, que ve con muy buenos ojos al Presidente Municipal, José Gómez, y es que hablar de promesas cumplidas esta demás cuando la mayoría de los objetivos puestos durante la campaña han sido ya superados con creces en menos de un años de gestión, sin duda alguna no perder el tiempo planeando discursos o medidas para difundir las raquíticas acciones mantienen a un gobierno concentrado en sus prioridades, en cumplirle a la gente y en seguir trabajando por el bienestar de la mayoría, los límites no existen cuando la voluntad de servir se encuentra con la humildad del espíritu y José Gómez lo esta dejando muy claro en Bahía de Banderas.

No es sencillo hacer un buen papel en un puesto de elección popular considerando que siempre se tienen enfrente a los críticos de siempre que están a favor de nada y en contra de todo, a los grupos de poder que siempre buscan su beneficio a costa de quien sea o de lo que sea o incluso de las malas administraciones pasadas que dejan un desastre financiero, no se diga de los malos tiempos financieros, aún con todo en contra siempre será mejor hacer mucho y hablar poco por que las palabras se las lleva el viento y los hechos y las obras quedan por muchos años por venir.

Publicidad