En pie la infraestructura para la cultura: José Inés Enríquez

Debo reconocer que cada vez que me reúno con el Maestro José Inés Enríquez Ledesma, es como realizar un viaje propositivo hacia el mundo de la cultura, a la expresión artística en todas sus manifestaciones; es un deleite platica con él, quien además es un hombre muy preocupado por los artistas nayaritas, por el presente y el futuro del sector artístico local y nacional, en donde siempre quiere dejar espacios transitables que lleven a la superación de quienes están interesados en profesionalizar sus talentos, los que en principio, me asegura, son virtudes innatas que luego con herramientas de conocimiento se vuelven complemento de vida para los creadores, para los artistas. Hace unos días llegué hasta la oficina del Maestro José Inés quien es el Director General del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Nayarit (CECAN) para hacerle La Entrevista del ENFOQUE; un trabajo en el que descubrí cosas muy interesantes que hoy le comparto amigo lector, pero además, la charla es un agradable paseo por personajes, instituciones, proyectos, y positivas acciones en pro de la cultura de la tierra Cora.

El tema sobre la creación de la Secretaría de Cultura nacional que sustituye a CONACULTA despertó muchas opiniones de la sociedad, los más críticos opinaron, que la nueva Secretaría no era otra cosa que un simple arreglo burocrático, un discurso con bombo y platillo sin mayor trascendencia; otros más positivos creen que la Secretaría de Cultura permitirá engrandecer la labor de cientos de creadores mexicanos en las variadas expresiones de la cultura y el arte; es un tema que sin duda repercute en el mundo cultural de Nayarit. Con esa pregunta le llegué al talentoso titular del CECAN:

publicidad
Publicidad
-¿Maestro, cuál es su opinión a la creación de la nueva Secretaría de Cultura nacional?

-A partir del inicio de mi gestión que fue en 2015, como Director General del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Nayarit, tuvimos algunos cambios muy importantes con CONACULTA en ese entonces; y desde luego eso ya obedecía a que ellos estaban pensando en una transformación, algo que se anunció cuatro meses antes de terminar el año y se concretó con algunas reuniones que tuvieron ellos con la Cámara de Senadores, con la Comisión de Cinematografía y Cultura de la Cámara de Diputados y Senadores en México, y con consulta a artistas y medios culturales, pero ya se traía la propuesta. En ese tiempo cuando salió a la luz la idea, me preguntaban a mí que si era para bien o para mal, lo que yo opiné es que lo principal en cualquier institución, sea consejo, instituto, o secretaría, es la política cultural que va a emanar en el gobierno, en la administración pública, esa política cultural con la fundamentación de un plan estatal de desarrollo con políticas públicas firmes que favorezcan a la cultura, y desde luego con un presupuesto; ya con eso, en la voluntad y en el ejercicio de la administración pública, pues obedecería a lo que sería el contexto, el plan de trabajo y el desarrollo de actividades. Yo lo veía bien, siempre y cuando existiera eso que habíamos dicho, y lo que más implicaba CONACULTA era destrabar procedimientos que estaban supeditados a la firma del Secretario de Educación en ese entonces; de hecho nos afectaba hasta nosotros, algunos procedimientos de fondo a la cultura tenían que pasar por algunas firmas lo que retrasaba la gestión administrativa, entonces eso afortunadamente mejora, mejora también que la Secretaría es vista a la par de las otras secretarías, hay autonomía, y ya no depende de otro nivel,  y tu sabes que cuando existe en mente existe en el contexto, porque puede estar en el contexto a tu alrededor pero sino lo tienes en mente no lo haces.

-Ustedes en Nayarit siguen siendo Consejo Estatal para la Cultura y las Artes.

-Sí, nosotros somos independientes, esta Secretaría nacional de las artes es la autoridad, nos coordina, nos articula para políticas públicas nacionales en materia de cultura; pero todavía no hay delegados en los estados; lo que sí, el contexto estatal tiene un Consejo  Estatal para la Cultura y las Artes, tiene un plan estatal de desarrollo, tiene sus propias políticas públicas que obedecen a necesidades, entonces en CONACULTA como el articulador en toda la república se vuelven un organismo de seguimiento de control, de evaluación, de apoyo inclusive, y en ese sentido ahora que se vuelven Secretaría también cambian algunas cosas. Entonces tendremos que ver como vamos a funcionar.

-¿Y aquellos apoyos institucionales que se tenían para la creación artística siguen proporcionándose por parte del gobierno federal?

-Todo sigue igual, aunque en algo cambian los procedimientos por el mismo hecho de que ahora son Secretaría.

-¿Son más estrictos?

-Ellos con la transformación tienen que atender algunas líneas fundamentadas en la ley para no duplicar algunos programas. Por ejemplo; existe un Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados, el llamado PAICE, con este programa estamos trabajando en el Centro Cultural Bellavista, un proyecto que el gobernador Roberto Sandoval logró destrabar al gestionar recursos para el mismo, ese programa de infraestructura marca unas reglas de operación de procedimientos y son concursables, nosotros concursamos el recurso, entonces ya como se maneja un programa, la infraestructura no se podrá manejar por ejemplo con el subsidio, nosotros como estado tenemos un subsidio de cultura y nos marca el lineamiento que ahora que son secretaría tienen que cuidar esa parte y ya no se puede duplicar. El recurso PAICE es para infraestructura, y el subsidio estatal que le corresponde a cada estado tendrá otras líneas de operación para su desarrollo. Ahora CONACULTA nos manda líneas temáticas y proyectos etiquetados en el subsidio estatal para proyectos de alcance nacional, esto tiene lo bueno y lo malo como todo, de repente hay cosas muy buenas, y de repente también el contexto de nosotros nos demanda a veces otro tipo de acciones que se ven diferentes con este tipo de políticas.

-¿Director, cómo le ha hecho para congeniar con el ímpetu y el carácter impredecible de los artistas nayaritas que siempre están exigiendo espacios para dar a conocer su arte?

-La política que se ha manejado en esta administración desde el 2011, es una política tendiente a crear infraestructura cultural, la Escuela Superior de Música tiene 22 años desde que se fundó en 1994, yo fui maestro desde 1996 en esa escuela, y he visto la trasformación en el sentido de índole académico, fui de operación, pero nunca hemos tenido un edificio propio, ni acondicionado adecuadamente para el estudio de la música, sin embargo la escuela ha proveído a la Orquesta Sinfónica Infantil Nacional de los mejores violinistas, los concertinos han sido de aquí de Nayarit durante seis, siete años, tal es el caso de Paulina Sánchez Villegas, y de Juan Tucán Franco que ahorita es director de la Orquesta Sinfónica Infantil Juvenil de Guadalajara, y Paulina está en Barcelona en una orquesta, tenemos talento y la escuela ha sido productiva, sin tener un edificio propio, imagínate cuando tengamos uno propio como en la Universidad Veracruzana, o como el Centro Nacional de las Artes en su área de música. Ahora a eso es a lo que le apostó nuestro amigo Roberto Sandoval, a crear infraestructura; entonces obviamente cuando tu construyes pues los presupuestos van a ese rubro, ahorita ya tenemos una escuela con una inversión al 39 por ciento, una Escuela de Música que se está construyendo aquí en la Ciudad de las Artes donde no existía ningún complejo educativo, ahora será la Escuela de Música y tiene un aula fantástica equipada especialmente para el estudio de orquesta, y va a tener otra para el estudio de coros, otra para ensambles de cámara, va a tener 20 cubículos para estudio individual, áreas administrativas, y estancia recepción, y enseguidita teatro al aire libre, y cosas por el estilo que van a conformar un complejo bonito; al mismo tiempo acá por la Allende ya se construyó la primera parte de la Escuela Estatal de Bellas Artes que después de 50 años no había tenido otro edificio más que el de Ciudad del Valle, ahora ya tienen un aula equipada para danza contemporánea y danza clásica con una duela, con una madera muy especial de Alemania, y se está construyendo otra aula para danza folclórica, y una cámara negra para las presentaciones de los productos artísticos que se dan académicamente, eso es una visión a largo plazo, porque tenemos nuevas generaciones que van a poder estudiar en condiciones óptimas, la música, la danza, el teatro, las artes plásticas. Los artistas lo que quieren es presentar obra y que se les pague, así lo que el gobierno también hizo es que empezó a capacitar en empresas culturales, en producción para que los artistas produzcan y vendan, y en la capacitación creamos un diplomado en arte que ha sido un éxito.

-¿A la gente que hace teatro cómo se le apoya?

-En el teatro hay una gran diversidad, y eso está bien, has tocado un punto medular; mira, la escuela de música tiene 28 años, la creó el maestro Roque, pero es la única escuela que desde un principio tuvo un programa académico que ofrecer, y después fue incorporada a la SEP, certificada y llegó a una licenciatura de música, pero hace falta atención en el área de teatro, por ejemplo, el área de teatro no ha tenido una escuela con programas de estudio, y se tiene que evolucionar en teatro, pero también en artes plásticas, en danza, no sé en qué consistió que el área de música se desarrolló hasta ese pleno, a la mejor en la visión de dos tres personas que han sido punta de lanza como Roque García; nosotros somos pioneros en la licenciatura de música, el maestro Valentín López, el maestro Javier Ayala, tu servidor, que éramos maestros de nivel técnico impulsamos la licenciatura. Pero volviendo al Teatro, ya han salido 12 licenciaturas, hay apoyo porque traer aquí a Tepic las clases en la Escuela de Bellas Artes o rentando en el Hotel Melani para algunos trabajos, la verdad es que el Gobierno del Estado operó esa licenciatura que certifica la Universidad de Guadalajara con los maestros que trajo, pero es un acierto del Gobierno del Estado para la comunidad de teatro que nunca se había hecho, los estamos profesionalizando por la razón que te comento, que ellos no han evolucionado a una carrera académica certificada que pudiera ser en dramaturgia, o en actuación, ahorita ya hay licenciados a partir de febrero del año pasado, algunos que se titularon con honores porque en Nayarit tenemos personas muy talentosas.

Así concluí parte de esta larga entrevista con el maestro José Inés Enríquez Ledesma, un artista de primer nivel comprometido con los creadores nayaritas. Un personaje con una experiencia vasta en el arte y la cultura, lo que bien le permite aquilatar el trabajo de los profesionales nayaritas. Su empeño en acrecentar el nivel de los artistas es reflejo de su vocación y escuela metódica, es un hombre que no se conforma con lo que ve, siempre quiere ver lo mejor del arte de las personas, de ahí su enorme empeño en promover los mecanismos para acrecentar el nivel de los artistas nayaritas.

Publicidad