Homenaje a Juan Manuel Palafox

La Temporada 2017-2018 de la Liga Invernal de Béisbol Nayarita llevará su nombre

Esta noche se inaugurará la Temporada 2017-2018 de la Liga Invernal de Béisbol Nayarita. La directiva de la Liga tomó la decisión de que esta temporada lleve el nombre del tuxpense Juan Manuel Palafox Montellano.

Publicidad

Juan Manuel Palafox Montellano nació el 15 de agosto de 1960 en la población de Peñas, municipio de Tuxpan, Nayarit.

Se desempeñó como pitcher derecho y tuvo una carrera profesional de 27 años, militando en equipos de Liga Mexicana y Liga del Pacífico.

Jugó pelota amateur en su natal pueblo y en Tepic en el equipo de Odontología de la Universidad Autónoma de Nayarit, siendo campeón en la categoría Segunda Fuerza.

El buscador de talentos, Ozie Álvarez, visitó Tuxpan, Nayarit, y ahí fue detectado en un Tryout, enviándolo a la Academia de Pastejé. En el año 1983 debutó con los Tigres que en ese tiempo jugaban en el Parque de Pelota del Seguro Social en la Ciudad de México.

En Liga Mexicana defendió la franela de los equipos Tigres de México, Charros de Jalisco, Vaqueros del Unión Laguna, Acereros de Monclova, Venados de Yucatán y Saraperos de Saltillo.

En Invierno de 1983 hizo su primera incursión en la Liga Mexicana del Pacífico. Comenzó su carrera en el Béisbol invernal de México con los Yaquis de Obregón. Jugando también para los Tomateros de Culiacán, Potros de Tijuana, Venados de Mazatlán y Águilas de Mexicali.

En el año 1984 jugó en la antigua Liga del Noroeste con los Delfines de Puerto Vallarta.

En su carrera logró el título de la Zona Norte de la Liga Mexicana de Béisbol con la novena del Unión Laguna.

En la Liga del Pacífico se coronó campeón con Potros de Tijuana, Venados de Mazatlán y Mayos de Navojoa.

En la Serie del Caribe de 1996 en Santo Domingo, fue refuerzo de Tomateros de Culiacán, logrando una victoria ante el equipo de Venezuela.

El nayarita estuvo a punto de firmar en las Grandes Ligas con el equipo de los Cachorros de Chicago, pues lanzaba a 97 millas por hora.

De año y medio hacia acá, el lanzador tuxpense ha jugado su partido más difícil. Un cáncer intestinal estuvo a punto de ganarle la batalla. Afortunadamente logró salir adelante y hoy con el apoyo de todos sus familiares y amigos saldrá adelante.