Justin Bieber posa con un tigre y desencadena la furia de PETA

La estrella del pop, el cantante canadiense Justin Bieber desató la furia de los miembros de la organizacion protectora de animales PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales), al posar con un tigre encadenado durante la fiesta de compromiso de su padre y subir las imágenes a su cuenta de Instagram.

Durante la ostentosa fiesta de compromiso que ofreció su padre Jeremy, el intérprete de 22 años se tomó fotos con el felino que encadenado descansaba en el jardín de su casa de Toronto.

Publicidad

El animal, que se deja acariciar por Bieber y permanece apacible al ser captado en las instantáneas, pertenece al Zoológico Browmanville de Ontario.

Tuvo suerte de que su cuello no haya sido arrancado por ese tigre en cautiverio”, dijo Lisa Lange, vicepresidente de PETA.

“Los tigres que son utilizados para fotografías son arrancados de sus madres poco después del nacimiento, y el Zoológico de Bowmanville, en particular, fue descubierto por flagelar a un tigre más de 17 veces, incluso después de que el felino estuvo tumbado sobre su espalda en una posición de sumisión y miedo”, agregó la ejecutiva de la ONG.

PETA urgió a Bieber a posar por última vez con un animal en ese estado. Pero ésta no ha sido la primera vez que tuvo problemas por el abuso de animales.