La política revuelve al mundo

Caldero Político

En Guatemala fue detenido Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz, mismo que en abril de 2016, el ahora gobernador de ese estado, Miguel Ángel Yunes, denunció por un presunto lavado de dinero por 3 mil millones de pesos; anteriormente había acusado al mandatario de utilizar recursos públicos para cuestiones personales. Ahora se sabe que el desvío supera los 80 mil millones de pesos siendo protagonistas, además del ex mandatario, su familia, socios y amigos.

Publicidad

Fue hasta septiembre que la PGR atrajo las investigaciones en su contra, luego de que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) anunció que auditaba al gobernador de Veracruz y a seis funcionarios más por su presunta relación con empresas fantasma en un fraude al gobierno estatal.

Acusaciones directas

Por esas acusaciones, la PGR abrió dos carpetas que se componen de 14 tomos y 81 anexos contenidos en 18 cajas. Estos son los delitos por los que la PGR investiga a Duarte: Enriquecimiento ilícito. El gobernador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, presentó dos denuncias (3 de abril y 26 de mayo) ante la Fiscalía de la entidad, en las que acusa a Duarte de haber adquirido propiedades por más de 3 mil millones de pesos de las arcas públicas, así como de un presunto robo de 675 millones de pesos destinado a ayuda social. De acuerdo con Yunes, Duarte posee 25 propiedades en Texas y tiene 40 prestanombres que le ayudan a evadir la justicia. Otro delito: Peculado.

Yunes Linares también acusó a Duarte de Peculado, el cual, de acuerdo con el Código Penal Federal, se define como “todo servidor público que para usos propios y ajenos distraiga de su objeto dinero, fincas o cualquier otra cosa perteneciente al estado”. Yunes dijo que Duarte participó en un presunto desvío de 35 mil millones de pesos para beneficiar a personas cercanas a él.

Otra acusación por Incumplimiento del deber legal. Yunes ha reiterado en diversas ocasiones que Duarte no cumplió con sus responsabilidades en el cargo, al defraudar a la ciudadanía mediante el desvío de recursos para ayuda social.

Opinan políticos de otro político

Políticos de diferentes partidos se han pronunciado sobre la detención en Guatemala de Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz.

El líder de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados y ex presidente de ese partido, César Camacho Quiroz, publicó en su cuenta de Twitter que la detención de Duarte anunciada por la Procuraduría General de la República, “permitirá a las autoridades esclarecer hechos denunciados y aportará certidumbre a todos”.

En tanto, el senador panista Roberto Gil consideró que la aprehensión de Duarte “es mérito incuestionable” de la PGR y de su titular, Raúl Cervantes, pero “ahora les toca probar sus delitos ante la justicia”.

El también senador Miguel Barbosa celebró la detención de Javier Duarte y dijo que ahora la justicia mexicana tiene que garantizar que se devuelvan los recursos que ejerció el ex gobernador de Veracruz y que se conozca la red de complicidades que lo ayudaron. Después de conocerse la detención de Duarte en Guatemala, el legislador subrayó que es de reconocerse el trabajo de la PGR en esta detención. “Evidentemente no sólo se beneficiaron integrantes de su gabinete local, sino que hubo otros que compartieron estos recursos, entonces vamos a ver hasta dónde llega la voluntad de las autoridades, de la propia Fiscalía General, para ahondar y encontrar a los responsables y cómplices de Javier Duarte”, dijo.

Por su parte, Jesús Zambrano, vicecoordinador de la fracción del PRD en la Cámara de Diputados, dijo que ahora será importante la información que aporte el ex gobernante en sus declaraciones, respecto a “la red de complicidades que encabezó”.

En su cuenta de Twitter @Acción Nacional, el PAN difundió: “Los veracruzanos merecen justicia. Lo decimos con firmeza: Javier Duarte y sus cómplices tienen que regresar el dinero de los ciudadanos”.

Que en Estados Unidos se irá Donald

Les comentamos amigos, que Allan Lichtman, el profesor de Historia de la Universidad Americana de Washington -que ha acertado el resultado de las elecciones de EU desde 1984 y predijo la victoria de Donald Trump-, ha proporcionado los motivos que llevarán al ‘impeachment’ del presidente del país.

En su nuevo libro ‘The Case for Impeachment’ (‘Caso para el impeachment’), que será publicado el próximo 18 de abril, Lichtman presenta ocho razones por las cuales Trump podría ser sometido a un proceso de destitución. En una entrevista concedida al diario ‘The Washington Post’, Lichtman ha señalado los presuntos lazos con el Gobierno ruso, el abuso de poder y las infracciones relacionadas con los emolumentos, que podrían ser puestas en su contra.

Mejor destituir que asesinar: ¿Es Trump lo bastante “desagradable” como para sufrir un impeachment?

El juego con la ley

Además de las acciones de Trump durante su mandato, Lichtman también ha destacado las ofensivas potenciales que tuvieron lugar antes de que tomara las riendas del país. En particular, se trata de las reportadas infracciones en el área inmobiliaria, los problemas relacionados con su fundación, las potenciales infracciones del embargo con Cuba en los años 1990 y en la Trump University.

El ‘profeta’ ha indicado que a lo largo de su carrera de empresario Trump tenía “un patrón de jugar rápido y suelto con la ley”. El actual presidente estaba “resolviendo casos, extendiendo juicios y marchándose de transacciones fallidas”.

¿Salir impune?

El patrón clave del líder estadounidense es “Donald Trump el primero”, mientras que “nada más importa tanto”. Lichtman ha señalado que “se puede salir impune con ello si no es un presidente”. Pero “uno es responsable por lo que hace y lo que dice”, así que para el presidente esta responsabilidad es el ‘impeachment’.

El profesor ha destacado que un presidente, “de hecho, no necesita cometer un crimen para ser destituido”. De esta manera, es la Cámara de Representantes la que decide lo que constituye el ‘impeachment’, así que “podría ser cualquier infracción de la confianza pública, sea un crimen o no”.

Lichtman ha subrayado que el poder del ‘impeachment’ sí pertenece a la Cámara de Representantes, pero “son una Cámara de la gente”, así que en primer lugar reaccionan a las demandas del pueblo estadounidense.

La depresión abierta

Finalmente les diremos que científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) afirmaron que la radiación no ionizante emitida por la televisión, ondas de radio y dispositivos móviles aumenta la posibilidad de padecer un alto índice de ansiedad, depresión e infertilidad. De acuerdo con un comunicado de la institución, la egresada Mayra Yoselim Granados Martínez y la investigadora Norma Paniagua Castro afirmaron que la exposición a campos magnéticos de 860 megahercios (MHz) a 0.5 watts de potencia ocasiona dichas alteraciones psiquiátricas.

Granados Martínez explicó que el estudio fue aplicado a ocho ratones machos, a los que se irradió 860 MHz por cuatro horas diarias durante 35 días consecutivos, lo que representa un ciclo espermático, en diferentes estaciones del año (verano e invierno) durante dos años, así como a otro grupo al que sólo se le sometió 15 días al procedimiento.

En ambos grupos, apuntó, se realizaron pruebas de actividad motora, depresión y ansiedad, aunque en este último padecimiento, los animales irradiados en junio tuvieron un incremento de este trastorno, mientras que los de invierno no se vieron afectados.

Por tanto, aseveró que el miedo y la frustración son respuestas emocionales que involucran los mismos circuitos neurales que se activan con estimulación eléctrica de la amígdala y producen conductas relacionadas con la ansiedad.

Respecto a la depresión, mencionó que los roedores radiados en verano también presentaron altos niveles del padecimiento y en los tratados en invierno no ocurrió.

VEREMOS Y DIREMOS.