La violencia ha bajado en Sinaloa tras la captura de “El Chapo”

A un año de la detención del líder del cártel de Sinaloa, las autoridades ven menos violencia y una disminución en los homicidios dolosos

A un año de la captura del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, la violencia en Sinaloa ha disminuido, de acuerdo con el secretario de Seguridad Pública estatal, Genaro García Castro.

publicidad
Publicidad

“No consideramos que hubo ningún recrudecimiento, porque la tendencia a la baja ha seguido constantemente”, dijo García Castro.

El 22 de febrero de 2014, Joaquín Guzmán Loera fue capturado en un condominio del puerto de Mazatlán, en Sinaloa. Tras su captura, se realizaron al menos dos marchas multitudinarias de cerca de 3,000 personas que exigían la liberación del capo ante el temor de que aumentara la violencia en la entidad.

El subprocurador de justicia de Sinaloa, Martín Robles Armenta, indicó que los homicidios dolosos han disminuido.

“Los indicadores nos reflejan los delitos a la baja, es cierto que hay cosas que se tienen que hacer en las cuales se está trabajando”, dijo.

Las autoridades informaron que se mantienen alertas en caso de que se reporte alguna nueva muestra de apoyo al narcotraficante.

Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, nació en 1957 y era la cabeza del “Cártel de Sinaloa” y trabajaba junto con Ismael Zambada García, “El Mayo”, en la organización delictiva. Fue capturado en 1993 en Guatemala y escapó de la prisión de Puente Grande, en Jalisco, en 2001.

Publicidad