Matan a 14 en “purga interna” en El Salvador

Todos los reos del penal de Quezaltepeque, donde ocurrieron los asesinatos, pertenecen a la pandilla Barrio 18

Las autoridades de El Salvador identificaron ayer a los 14 pandilleros asesinados el sábado en una cárcel, producto de una “purga interna” en la pandilla Barrio 18.

Publicidad

Las víctimas, de la facción 18 Revolucionarios (la más violenta de la pandilla Barrio 18), fueron “estranguladas con apoyo de arma blanca”, explicó el ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara.

Todos fueron asesinados en el penal de Quezaltepeque, donde están recluidos miembros de la pandilla Barrio 18.

Como los asesinados son de la misma mara, “eso nos da a nosotros el primer indicio de que se trata de una purga interna dentro de ellos mismos”, comentó Lara.

El director de Centros Penales, Rodil Hernández, explicó que la mayoría de los fallecidos “no pertenecen a una línea de mando” porque “son de bajo nivel” en la banda.

Los pandilleros estaban siendo “procesados” por homicidio agravado, robo agravado, tenencia ilegal de armas, agrupaciones ilícitas y extorsión agravada, entre otros delitos.

Según investigaciones, esa facción sería responsable de ordenar y matar a agentes del Estado. A consecuencia de ello, han sido asesinados en lo que va de año 44 policías y 14 soldados.

También fueron acusados del paro al transporte público de julio, cuando ocasionaron 11 muertos y más de 60 millones de dólares en pérdidas económicas.

Gobierno sabía que habría una purga

El ministro de Justicia, Benito Lara, admitió que el fiscal general, Luis Martínez, advirtió que “esto iba a suceder el fin de semana”, y que también alertó a la Policía Nacional Civil.