Querétaro va a una final inédita

Los Gallos Blancos empataron el global, lo mantuvieron de forma dramática, eliminaron a los Tuzos y jugarán la Final ante Santos

Querétaro hizo historia al llegar a su primera final en Primera División, al derrotar 2-0 (global 2-2) a Pachuca y avanzar gracias a su mejor posición en la tabla, en vibrante y dramático duelo de vuelta de semifinales del Torneo Clausura 2015.

Publicidad

Los goles de la victoria fueron obra de Ángel Sepúlveda, al minuto 12, y del estadounidense Jonathan Bornstein, al 49. Con esto, el cuadro queretano buscará su primer título frente a Santos Laguna, que dejó en el camino a Guadalajara.

Luego del revés sufrido en los primeros 90 minutos de esta serie, los de casa sabían que lo que necesitaban eran goles y salieron a buscarlos desde que el balón comenzó a rodar, y cerca estuvieron de terminar con el cero en un disparo de Sepúlveda que Óscar Pérez, con las uñas, mandó al travesaño, apenas al seis.

Seis minutos después, Sepúlveda, en tres cuartos de cancha, recibió de espaldas, se quitó al colombiano Aquivaldo Mosquera, entró al área y cruzó su disparo que aunque el “Conejo” alcanzó a tocar, no pudo evitar que el balón terminara en el fondo de las redes.

Esa segunda anotación que se podía respirar llegó en el inicio del complemento, en un extraordinario balón que el brasileño Danilo Verón “Danilinho” filtró al pique del estadounidense Jonathan Bornstein, quien definió abajo ante el “Conejo”, que pudo haber hecho más, al minuto 49.

Con este gol, el partido se abrió por completo, con unos “Tuzos” que se fueron con todo al frente con los ingresos de Simón Almeida y del argentino Darío Cvitanich, mientras los de casa fueron más precavidos, conscientes de que un gol en contra los obligaba a marcar dos.

Pachuca buscó por todos lados ese gol que los metiera a la final, sin embargo, Vucetich dio cátedra de cómo manejar un partido con el ingreso de Marco Jiménez, para mantener a raya a su rival y lograr el resultado que los pone en la final.

El arbitraje estuvo a cargo de Roberto García, quien tuvo una buena labor. Amonestó al argentino Miguel Martínez (25) y a Marco Jiménez (76) por los de casa; mientras el argentino Ariel Nahuelpan (65) vio cartón preventivo por la visita.