SAGARPA le otorga reconocimiento a Nayarit por la erradicación de brucelosis

Se eleva la competitividad de los productores de ganado bovino, caprino y ovino

La Secretaría de Agricultura otorgó el reconocimiento de Fase de Erradicación al estado de Nayarit, en el marco de la Campaña Nacional contra la Brucelosis, con lo que se eleva la competitividad de los productores de ganado bovino, caprino y ovino.

publicidad
Publicidad

La dependencia señaló que el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) constató que los productores cumplieron las disposiciones establecidas en la Norma Oficial Mexicana NOM-041-ZOO-1995 “Campaña Nacional contra la Brucelosis en los Animales”.

Destacó que ese reconocimiento beneficia a seis mil 677 hatos bovinos con más de 493 mil 975 cabezas; 171 rebaños caprinos, con más de cinco mil 986 cabras, y 507 rebaños ovinos, con un total de 17 mil 741 ovejas.

Así, los productos y subproductos podrán comercializarse de manera más segura y competitiva, agregó la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) en un comunicado.

Aseguró que el nuevo estatus zoosanitario es un logro del trabajo coordinado entre los productores nayaritas de ganado bovino, ovino y caprino, los técnicos en salud animal del SENASICA y el Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuaria.

Al reconocimiento en Fase de Erradicación de Brucelosis en Nayarit se suman los municipios Acaponeta, Ahuacatlán, Amatlán de Cañas, Bahía de Banderas, Compostela, Del Nayar, Huajicori, Ixtlán del Río, Jala, La Yesca, Rosamorada, Ruiz, San Blas, San Pedro Lagunillas, Santa María del Oro, Santiago Ixcuintla, Tecuala, Tepic, Tuxpan y Xalisco.

El SENASICA subrayó la relevancia y responsabilidad que implica este reconocimiento, por lo que exhortó a los productores ganaderos de Nayarit a mantener su trabajo en favor de la sanidad y realizar las acciones necesarias para mantener y elevar su estatus sanitario.

La brucelosis es una enfermedad infecciosa del ganado que se transmite al hombre por la ingestión de sus productos, en especial los derivados lácteos, causada por bacterias del género Brucella sp., que se caracteriza por la presencia de abortos, producción de becerros débiles y disminución de los índices de fertilidad.

Por ello, la SAGARPA destacó que reforzar el estatus zoosanitario de las regiones repercute positivamente en la salud pública, pues se mitiga el riesgo de que el ser humano se contagie de esta enfermedad por el consumo de productos lácteos no pasteurizados.

Publicidad