¿Te has preguntado qué sucedería si cayeras en un hoyo negro?

Como es “el significado de la vida” o “cuánto tiempo sobreviviríamos en un ataque zombie”. Bueno, pues te alegrará que incluso los grandes científicos analizan la respuesta a preguntas sin respuesta aparente, aunque con temas mucho más elevados como los hoyos negros.

Una de las grandes cuestiones que ha ‘atormentado’ a los científicos desde hace varias décadas son los agujeros negros, pero más específicamente qué sucedería si alguno de nosotros cayera por azares del destino dentro de uno de estos eventos cósmico, ¿nuestro cuerpo sería reducido a cenizas en el espacio o acoso podríamos vivir en un lugar donde las leyes de la física desaparecen?

Publicidad

La respuesta correcta es (aparentemente): ambas.

De acuerdo con los principios ‘básicos’ de la física establecidos por Albert Einstein, Stephen Hawking y otros científicos el caer en un hoyo negro generaría que la realidad se dividiera en dos. En la primera, la desafortunada ‘víctima’ perecería calcinada a merced de la radiación de Hawking (partículas de energía caliente que fluyen en torno a la curvatura en el tiempo-espacio); mientras que en la segunda pertenecerías con vida en un lugar donde las leyes de la física no existen.

Lo anterior se debe a que las leyes de la física cuántica exigen que cada ápice de información permanezca dentro de los bordes del evento cósmico (la materia no se crea ni se destruye); sin embargo, la teoría de la relatividad de Einstein indica que podrías navegar a través de la eventualidad sin sufrir el más mínimo percance, viviendo una existencia ‘feliz’ más allá del horizonte de eventos, y como aparentemente nadie puede observar dentro y fuera de un agujero negro al mismo tiempo, lo anterior resulta compatible.

Pero esto no implica que seas clonado para existir en dos lugares al mismo tiempo, sino que prácticamente obtienes el don de la ubicuidad, situación que recibe el nombre de “paradoja de información del agujero negro”, misma que Leonard Susskind intentó desvanecer señalando que, al nadie ser capaz de ver los dos lados del agujero al mismo tiempo no se rompe ninguna ley física, por lo tanto la paradoja no existe.

Aún así los científicos siguen sin ponerse de acuerdo en qué es lo que sucedería si llegaras a caer en un hoyo negro en algún momento de la vida por algún descuido (siendo los zombies algo más factible de suceder si es que me lo preguntan a mí), por lo que si llegas a encontrarte en dicha situación no olvides que bien podría no suceder nada aunque también podrías estar enfrentando el fin de tu existencia.

Más noticias

Aparece «El negro de WhatsApp» en anuncio espectacular en Tabasco

Dicho anuncio muestra la imagen de este hombre con la siguiente frase: «Si te gusta lo grande, ¡compra en El Pollo Gigante!»

El restaurante «El Pollo Gigante», un local de comida establecido en Cárdenas, Tabasco, jugó con el doble sentido para atraer más clientes.

Publicidad

¿Cómo lo hizo?, pues usando al conocido ‘negro de WhatsApp’, a quien colocó como protagonista de uno de sus anuncios espectaculares.

Dicho anuncio muestra la imagen de este hombre con la siguiente frase: «Si te gusta lo grande, ¡compra en El Pollo Gigante!».

Con esto este establecimiento ha logrado atraer la atención de muchos automovilistas y usuarios de redes sociales, no sabemos si de comensales.