Todo sube menos el salario mínimo: IMCP

Tan solo en diciembre del 2015 el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI) acordó otorgar un aumento al salario de 4.2% para el 2016, esto significa salarios mínimos de 73.04 pesos, mismo que empezó a regir este primero de enero. Así mismo, este aumento salarial beneficiaría a cada profesión, oficio o trabajo, es decir, ningún trabajo está exento de este aumento salarial, pero al parecer, dicho aumento no parecer ser suficiente, ni siquiera es un cambio extraordinario que se pueda presumir.

De acuerdo al Presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) Nayarit, Antonio Simancas Altieri, en México todo sube, excepto el salario mínimo, y asegura que esto se debe a la cotización volátil del dólar.

Publicidad

“El impacto es negativo en las bolsas de valores mundiales y en toda la economía en México. Por supuesto que el alza del dólar en relación al peso mexicano nos afecta y mucho; Genera incertidumbre, hace poco atractiva la inversión y eleva las expectativas de inflación. Y si añadimos la complicación para calcular los impuestos y la falta de transparencia en el uso de los recursos públicos, es un escenario complicado”, comentó.

Para concluir, resaltó que en este mes de febrero las empresas deben presentar la Declaración Anual de Riesgos de Trabajo o Prima de Riesgos, es decir, que las empresas nayaritas, -sean grandes o pequeñas- afilien a sus empleados al Seguro Social. Ya que bien es sabido, como todos los años, durante febrero los patrones y empresas están obligados a revisar su siniestralidad, presentar la Declaración de la Prima de Riesgo y así poder determinar si se encuentran en la misma prima del Seguro de Riesgo de Trabajo del Seguro Social, o si se modifica tanto positiva como negativamente. Esta información debe ser presentada ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Como cada año es fundamental que los patrones de toda clase de empresa, grandes o pequeños, sea de persona física o moral consideren este aspecto de prevención, ya que existe el riesgo eventual de algún accidente o grado de siniestralidad o peligrosidad de la empresa”, agregó Simancas Altieri.

“En Nayarit las empresas no presentan un índice importante en siniestros, ni aún en el sector de la construcción. La recomendación es que el patrón afilie a los trabajadores para evitar problemas en caso de siniestros porque las incapacidades son ausentismos y eso perjudica la vida interior de las empresas”, concluyó.